Consecuencias del comercio ilegal de especies silvestres y de la caza furtiva

We empower Anti-Financial Crime and Corporate Risk Management Professionals

  • Home
  • /
  • Blog
  • /
  • Consecuencias del comercio ilegal de especies silvestres y de la caza furtiva
1 116

Consecuencias del comercio ilegal de especies silvestres y de la caza furtiva. El comercio ilegal de especies silvestres tiene consecuencias de gran alcance y afecta a la sociedad tanto como a la biodiversidad. Entre las consecuencias más destacadas están la pérdida de biodiversidad, la aparición de nuevas enfermedades víricas, el declive económico y la violencia y otras actividades delictivas.

Consecuencias del comercio ilegal de especies silvestres y de la caza furtiva

El impacto del comercio ilegal de especies silvestres (IWT) en las especies ha alcanzado niveles sin precedentes en los últimos años.

Este comercio, cuyo valor se estima entre 7.000 y 23.000 millones de dólares al año, es la cuarta industria de tráfico más lucrativa del mundo, después de las drogas, los seres humanos y las armas, y supone una grave amenaza para la supervivencia de algunas de nuestras especies más queridas, así como de los ecosistemas de los que dependen. Analicemos las consecuencias individualmente.

Consecuencias Del Comercio Ilegal De Especies Silvestres

Pérdida de biodiversidad

Muchas de las especies más valiosas del mundo están al borde de la extinción – Y el comercio ilegal de especies silvestres tiene su parte de culpa. El comercio ilegal de fauna y flora silvestres amenaza a las poblaciones de especies y puede provocar su extinción, tanto a nivel local como mundial.

Cuando los cazadores furtivos y los comerciantes de fauna silvestre capturan y comercian con especies amenazadas para satisfacer la demanda del mercado negro, están amenazando la vida y la supervivencia de estas especies. Este riesgo de extinción se ve intensificado por el enfoque de los cazadores furtivos, que a menudo pretenden capturar a los individuos más sanos y aptos de una población. Esto puede acarrear graves consecuencias para la reproducción y la continuidad de una especie concreta.

Se ha demostrado en innumerables ocasiones, mediante estudios realizados en todo el mundo, que existe una conexión entre el tráfico de especies silvestres y los factores que provocan la pérdida de biodiversidad. En particular, se ha demostrado que el comercio ilegal de especies silvestres perturba varias funciones de un ecosistema equilibrado. Los ecosistemas se han degradado a causa de métodos perjudiciales para el medio ambiente que han provocado la eliminación de la fauna y la flora silvestres. En Perú, por ejemplo, la demanda de productos forestales ha provocado la extinción de algunas especies emblemáticas.

La sobreexplotación de la fauna silvestre puede crear riesgos a largo plazo para especies enteras. En particular, se ha demostrado que el comercio y la sobreexplotación de la fauna silvestre provocan un desequilibrio entre los sexos, lo que lleva a la disminución de las tasas de reproducción. La caza furtiva de elefantes, por ejemplo, ha provocado un grave desequilibrio de género entre las poblaciones de elefantes africanos. Por ello, la reproducción de los elefantes se ha ralentizado drásticamente y los índices han disminuido.

En un estudio, los investigadores compararon poblaciones específicas de aves y mamíferos en zonas cazadas y no cazadas. Identificaron que, en las zonas cazadas, la población de aves disminuyó en un 58% y la de mamíferos en un 83%. Hay innumerables ejemplos en los que la sobreexplotación y el comercio ilegal de especies silvestres han llevado a la extinción o a un grave riesgo de extinción. Otro ejemplo vívido es la drástica pérdida de las poblaciones de ballenas, a causa de la caza furtiva durante el siglo XX: La ballena azul estuvo a punto de desaparecer y la población de ballenas azules disminuyó casi un 99%.

Aparición de nuevas enfermedades víricas

Las investigaciones demuestran que muchas de las enfermedades víricas más peligrosas del mundo surgieron de la domesticación y el consumo de animales salvajes. En la última década, el ébola y la gripe aviar han surgido como nuevas enfermedades víricas, que pueden estar relacionadas con las actividades comerciales y el consumo de productos de la fauna silvestre contaminados.

Últimamente, la pandemia de Covid-19 ha hecho que se vuelva a prestar atención al problema mundial del tráfico de animales salvajes. La Organización Mundial de la Salud ha determinado que el COVID-19, al igual que el SARS, el Ébola, la gripe aviar y el MERS, tiene su origen en un animal. En un artículo publicado recientemente, los científicos afirman que el contrabando de pangolines en el sudeste asiático podría ser uno de los desencadenantes de la crisis actual, ya que estos animales de contrabando portaban virus estrechamente relacionados con el coronavirus. De hecho, los pangolines son el animal con el que más se trafica ilegalmente en el sudeste asiático, utilizado tanto como alimento como en la medicina tradicional.

Consecuencias Del Comercio Ilegal De Especies Silvestres

Declive económico

Dado que el comercio ilegal de especies silvestres es una industria muy rentable y de tamaño considerable, contribuye de forma significativa a la totalidad de las economías ilegales de ciertos países. El comercio ilegal de fauna y flora silvestres suele estar relacionado con un delito mayor, como el blanqueo de dinero, la financiación del terrorismo, el soborno y la corrupción, el establecimiento de mercados negros y muchos otros, lo que alimenta aún más las economías ilegales.

Además, la capacidad de un Estado soberano para gestionar sus recursos naturales se ve socavada por el tráfico de especies silvestres. Pueden producirse graves pérdidas de ingresos públicos, especialmente en los países en desarrollo que dependen en gran medida del comercio legal para generar ingresos.

Los delitos contra la vida silvestre, incluidos los delitos forestales o «delitos verdes», también pueden amenazar los medios de vida rurales. El comercio de especies que tienen un alto valor en la comunidad internacional margina los beneficios de las comunidades pobres debido a la participación de los cazadores furtivos y de las grandes empresas criminales. El comercio ilegal de especies silvestres tiene importantes implicaciones económicas regionales y mundiales porque elimina las vías de los mercados legítimos para generar ingresos o beneficios. Por ello, es especialmente perjudicial para las comunidades pobres en las que hay pocas o ninguna otra opción disponible.

Violencia y otras actividades delictivas

Por último, los delitos contra la fauna silvestre suelen desembocar en actos de violencia, incluidos el asesinato y las lesiones graves. Los cazadores y cazadores furtivos suelen llevar pistolas y otras armas, que no sólo se utilizan para cazar animales, sino también para luchar o asesinar a los funcionarios que protegen la fauna. Las víctimas pueden ser guardas forestales, agentes de policía o miembros de las comunidades locales que viven en las proximidades de un determinado hábitat. Los guardabosques, al proteger la fauna salvaje, son en su mayoría las víctimas de estos enfrentamientos. Casi 1.000 guardas forestales han sido presuntamente asesinados por cazadores furtivos en África durante la última década.

Reflexiones finales

El tráfico de especies silvestres puede mermar las poblaciones de especies y provocar su extinción local o incluso mundial. Cuando se trata de especies en peligro de extinción, toda caza furtiva o recolección para abastecer el comercio ilegal corre el riesgo de provocar la extinción de la especie. El hecho de que la demanda de ejemplares más grandes y adornados haga que los cazadores y coleccionistas se dirijan con frecuencia a los individuos más aptos de la población reproductora, lo que tiene graves consecuencias para las generaciones futuras, agrava el problema.

Además, muchas especies en peligro de extinción son delicadas y requieren una manipulación experta y delicada. Sin embargo, los métodos con los que se capturan, transportan y mantienen muchos animales y plantas suelen provocar lesiones, muertes o desgaste, lo que supone pérdidas adicionales, sobre todo cuando se trafica con animales o plantas vivos.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}