Criptodivisas en Europa: Las leyes y regulaciones adecuadas de la criptodivisa en Europa

We empower Anti-Financial Crime and Corporate Risk Management Professionals

  • Home
  • /
  • Blog
  • /
  • Criptodivisas en Europa: Las leyes y regulaciones adecuadas de la criptodivisa en Europa
A

Las leyes y regulaciones de la criptomoneda en Europa y su situación en varios países europeos seleccionados. Se refiere a Europa como región geográfica y no a la Unión Europea. Esencialmente, significa que se incluyen países como Suiza.

La Criptomoneda En Europa

Criptodivisas en Europa: Las leyes y regulaciones adecuadas de la criptodivisa en Europa

Las nuevas normas de la Unión Europea obligan a las empresas de criptomonedas a obtener una licencia y exigen a los emisores de stablecoin que mantengan reservas similares a las de los bancos, como parte del histórico esfuerzo del bloque por regular un sector caótico.

Tras casi dos años de negociaciones, el Consejo Europeo y el Parlamento han llegado a un acuerdo sobre la propuesta de Mercados de Criptoactivos (MiCA) para regular por primera vez las empresas de activos digitales. Antes de ser adoptado formalmente, el acuerdo provisional está sujeto a la aprobación final.

Unión Europea

En la Unión Europea, las criptomonedas se consideran en general legales en todo el bloque, pero la normativa sobre el intercambio de criptomonedas depende de cada uno de los Estados miembros. La fiscalidad de la criptomoneda también varía, pero muchos Estados miembros cobran el impuesto sobre las ganancias de capital sobre los beneficios derivados de la criptomoneda. En 2015, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó que los intercambios tradicionales de divisas por criptodivisas debían estar exentos del IVA.

En enero de 2020, entró en vigor la Quinta Directiva contra el Blanqueo de Capitales de la UE, que somete a los intercambios de criptomonedas a la legislación contra el blanqueo de capitales de la UE. Esta quinta directiva exigirá a las bolsas que realicen la CSC y la DDC de los clientes y que cumplan con los requisitos de información estándar.

En 2020, el órgano ejecutivo de la Unión Europea propuso nuevas normas para llenar el vacío legal de los proveedores de servicios de criptomoneda. Con su regulación de los mercados de criptoactivos o MiCA -que forma parte de un paquete legislativo más amplio para regular las tecnologías financieras- la Comisión Europea quiere proteger a los inversores y garantizar la estabilidad del mercado. Exige que las criptomonedas cumplan las mismas condiciones de transparencia, divulgación, concesión de licencias, cumplimiento, autorización y supervisión que otros productos financieros, al tiempo que armoniza el marco jurídico de las criptomonedas en los 27 países miembros del bloque.

La nueva normativa de la UE ayudará a que el mercado de la criptomoneda adquiera credibilidad, dijo Olivier Van den broeke, asociado principal de la oficina de Baker McKenzie en Amberes. «Si está mejor regulado y supervisado, habrá más confianza por parte de los inversores. Eso ayudará a todos los que participan en el mercado». El nuevo reglamento también introducirá un nuevo «pasaporte» europeo que permitirá a las plataformas de criptomonedas y otros proveedores de servicios de fuera de la UE solicitar una licencia que les permita operar en los 27 países miembros.

La UE está estudiando activamente nuevas normativas sobre criptomonedas. Un proyecto de documento de la UE expresaba su preocupación por los riesgos asociados a las monedas digitales privadas. Al mismo tiempo, confirmó que el Banco Central Europeo estaba estudiando la posibilidad de emitir su moneda digital. Además, la Sexta Directiva contra el Blanqueo de Capitales de la UE entrará en vigor en diciembre de 2020. En consecuencia, los Estados miembros deben aplicar controles aún más estrictos para reducir el riesgo de los criptoactivos. Por último, en enero de 2020, la Comisión Europea anunció una iniciativa de consulta pública, buscando orientación sobre dónde y cómo encajan los criptoactivos en el marco regulatorio existente.

La Criptomoneda En Europa

Báltico

El Banco de Letonia y el Servicio de Impuestos del Estado consideran que la criptomoneda es un medio de pago contractual, no legal, que puede utilizarse en las transacciones de intercambio. Las criptodivisas no pueden considerarse moneda oficial ni de curso legal porque la emisión y el uso de estos instrumentos no están regulados y no están vinculados a ninguna moneda nacional.

En noviembre de 2017, Letonia modificó su legislación contra el blanqueo de capitales e introdujo requisitos de supervisión para los proveedores de servicios de moneda virtual, incluidos los proveedores de servicios de cambio de moneda virtual. La moneda virtual se define ahora como la representación digital de un valor que puede transmitirse, almacenarse o negociarse digitalmente y que actúa como instrumento de intercambio sin curso legal.

Los países bálticos no parecen tener prisa en adoptar una legislación sobre criptomonedas. Estonia es el país más progresista en estos términos, que planea lanzar una nueva moneda digital estonia, similar a Bitcoin y Ethereum, llamada Estcoin. De hecho, los inversores japoneses ya han instalado equipos para la minería de criptomonedas. Desde el otoño de 2017, se dedica a la producción de criptodivisas en un parque industrial concreto de Estonia.

Las actividades de criptomoneda se consideran no reguladas en Lituania. Por lo tanto, basta con que las empresas que se dedican a las actividades con monedas virtuales constituyan una sociedad con unos requisitos mínimos de capital. Lituania es uno de los pocos estados miembros de la Unión Europea donde es posible realizar transacciones financieras legales con criptodivisas. Existe un permiso oficial para la realización y regulación del negocio de la criptomoneda por parte del Estado.

Los intercambios de criptodivisas son legales en Estonia y, tras las enmiendas a la legislación ALD/CFT en 2017, han operado bajo un marco regulatorio bien definido que incluye estrictas normas de información y CSC/AML. En 2019, el gobierno aprobó la normativa sobre criptomonedas de Estonia para endurecer los requisitos de autorización. En 2020, afirmó que los proveedores de servicios de moneda virtual recibirían un trato similar al de las instituciones financieras en virtud de la Ley de Prevención del Blanqueo de Capitales y la Financiación del Terrorismo.

A finales de 2020, el gobierno estonio revocó más de 1.000 licencias de funcionamiento después de que las enmiendas a la ley estonia hicieran que muchos proveedores de servicios de criptomoneda no cumplieran con la normativa. Hasta 2020, los intercambios de criptodivisas en Malta tenían que obtener dos licencias de la Unidad de Inteligencia Financiera de Estonia: la licencia de servicio de intercambio de divisas virtuales y la licencia de servicio de monedero de divisas virtuales. Tras el endurecimiento de los controles AML, el gobierno estonio fusionó estas dos licencias en la única licencia de intercambio de criptomonedas de Estonia. Mientras tanto, la responsabilidad reguladora del control y la supervisión del sector se trasladó a la Autoridad de Supervisión Financiera.

A la hora de elegir un método para regular la criptodivisa, Lituania y Letonia se orientan hacia Europa. En octubre de 2017, el Banco Central de Lituania esbozó el marco legislativo que puede regular el volumen de negocio de las criptomonedas. Las leyes se aplican partiendo de las características del proyecto y de la propia moneda. Además, los reglamentos relativos a los valores, las transferencias de dinero, las inversiones colectivas y otras transacciones financieras también pueden utilizarse para blockchain.

El servicio estatal de ingresos de Letonia declaró que la criptomoneda es una mercancía o un producto y está sujeta al impuesto sobre el valor añadido. Es digno de mención porque Letonia lo hizo a pesar de estar en contradicción con una decisión prejudicial del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas en 2015. El bitcoin se define como una moneda pero no como una mercancía y no está sujeto a los impuestos sobre las mercancías. En 2017 entraron en vigor las modificaciones para prevenir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. En esta ley, las criptomonedas se definen como una representación digital del valor que puede transferirse, almacenarse o negociarse digitalmente y que funciona como medio de intercambio.

Sin embargo, las criptomonedas no han sido reconocidas como un medio de pago legal, no pueden ser reconocidas como un billete o moneda, dinero no monetario y dinero electrónico, y no es un valor monetario acumulado en un instrumento de pago.

La Criptomoneda En Europa

Bélgica

Las criptomonedas y, más ampliamente, los criptoactivos no están actualmente regulados por la legislación belga. No se requiere ninguna licencia para emitir criptodivisas, que no están sujetas a supervisión reguladora. En el momento de redactar este documento, el dinero virtual no goza de protección legal.

Una nueva norma impuesta por la agencia reguladora financiera de Bélgica, la Autoridad de Servicios y Mercados Financieros o FSMA, exigirá ahora a las bolsas de criptomonedas y a los servicios de monederos de custodia de la región que se registren en un plazo muy ajustado. Las personas jurídicas y las entidades que deseen prestar servicios de intercambio de criptomonedas o carteras de custodia en Bélgica tendrán que registrarse previamente, según la información publicada por la FSMA.

Para mantener el registro activo en la FSMA, los proveedores de servicios de criptografía deben cumplir ciertos criterios que incluyen estar constituidos en forma de empresa con un capital mínimo prescrito.

La postura belga a favor de las criptomonedas se hizo evidente a principios de 2022, cuando el diputado de Bruselas Christophe De Beukelaer se convirtió en el primer político europeo en convertir su salario a Bitcoin.

El Banco Nacional de Bélgica ya advirtió a los inversores y al público sobre los peligros de las monedas virtuales y declaró que éstas no son de curso legal. Además, el ministro de Justicia ha anunciado su intención de imponer una normativa estricta a las actividades con monedas virtuales.

La Criptomoneda En Europa

Croacia y Eslovenia

Croacia y Eslovenia son dos países con cierta historia común, ya que ambos formaron parte de la antigua Yugoslavia. Por lo tanto, no es sorprendente que los países tengan similitudes en sus perspectivas sobre la tecnología blockchain y sus aplicaciones.

En la actualidad, no se expide una licencia para la criptomoneda en Croacia, y no hay actos legislativos que regulen el funcionamiento de diversos criptoproyectos. El Banco Nacional de Croacia está de acuerdo en que los activos que forman la criptomoneda no pueden considerarse financieros. Aun así, la circulación de dinero electrónico en el país no puede considerarse ilegal, y los intercambios de criptodivisas no están prohibidos. La mayoría de los expertos financieros croatas consideran necesario introducir requisitos de regulación y autorización a nivel legislativo. Teniendo en cuenta la opinión del Banco Nacional de Croacia y de la Administración Central de Impuestos de que el bitcoin no es un equivalente financiero sino un mero instrumento, el gobierno parece lento en la coordinación de las medidas.

Las criptomonedas son monedas virtuales en Eslovenia, lo que significa que no son ni instrumentos financieros ni activos monetarios según la Ley eslovena de servicios y sistemas de pago. Del mismo modo, todos los intercambios de criptomonedas y los comerciantes que participan en las operaciones con criptomonedas se consideran «instituciones financieras» por la Ley contra el blanqueo de capitales, que ahora se refiere explícitamente a las criptomonedas.

A principios de 2017, la Administración Financiera de Eslovenia, conocida como FURS, proporcionó directrices sobre el régimen fiscal de las criptodivisas. La FURS aclaró que la tributación de las criptomonedas depende de factores como el estatus del comerciante, el tipo de transacción y otras circunstancias individuales.

Las empresas están obligadas a pagar impuestos en Eslovenia, ya que tienen residencia fiscal en el país, aunque estén registradas en el extranjero y cumplan todos los requisitos fiscales de ese país. Las empresas tienen una residencia fiscal en Eslovenia si tienen una dirección dentro de la frontera del país. En el caso de las personas físicas, cualquier ingreso obtenido de las criptomonedas, como los ingresos laborales o los beneficios derivados de una «actividad empresarial permanente», está sujeto al impuesto sobre la renta de las personas físicas. Del mismo modo, los ingresos obtenidos por la minería de criptomonedas también están sujetos al impuesto sobre la renta de las personas físicas.

Los reguladores eslovenos han publicado una declaración que aclara ciertas ambigüedades relacionadas con el Bitcoin y otras monedas digitales. La Administración Tributaria de la República de Eslovenia dijo que había recibido consultas de contribuyentes interesados en las posibles implicaciones fiscales de las transacciones con Bitcoin. En respuesta, la Administración Tributaria solicitó una decisión formal al Ministerio de Hacienda, que, en respuesta, declaró que el Bitcoin sigue siendo una moneda virtual y, por tanto, no es un activo monetario según la legislación eslovena.

En 2018, las empresas y los criptoentusiastas croatas y eslovenos se reunieron en Croacia para trazar las estrategias que crearán un marco para la política de criptodivisas en sus países.

La Criptomoneda En Europa

Chipre

El Banco Central reconoció directamente por primera vez hace poco que el Bitcoin no es ilegal, pero destacó los riesgos de utilizar una moneda digital no regulada. El regulador bancario ha emitido dos veces anteriormente una advertencia a los consumidores diciendo que hay riesgos en el comercio de monedas virtuales, en línea con una sentencia de diciembre de 2017 emitida por la Autoridad Bancaria Europea, o EBA. Esta acción provocó que la bolsa de Chipre y la comisión de valores y bolsa dudaran, a pesar de su afán inicial, en permitir productos cotizados en Bitcoin, como los derivados.

En 2021, se dieron varios pasos iniciales para regular los criptoactivos en Chipre. Éstas se incluyen en la Circular núm. C 417 de la Comisión de Valores y Bolsa de Chipre o CySEC se dirigió a las empresas de inversión de Chipre. En virtud del artículo número 61E (1) de la Ley de Lucha contra el Blanqueo de Capitales, la CySEC debe compilar y mantener un Registro de proveedores de servicios de criptoactivos, independientemente de su posible registro en otro Estado miembro. Para ello, la CySEC publicó en junio de 2021 la Directiva sobre el registro de la CySEC. El Registro se publica en el sitio web de la CySEC. Registra el nombre, el nombre comercial, el medio legal, el identificador de entidad del proveedor, la dirección registrada, el sitio web y los servicios ofrecidos.

En la actualidad, la Ley AML constituye la principal legislación chipriota en materia de regulación de criptoactivos, que la Directiva de Registro de la CySEC complementa. La Directiva de la CySEC para la prevención y supresión del blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo o la Directiva AML de la CySEC también es relevante. Es anterior a la Ley de Lucha contra el Blanqueo de Capitales y, por lo tanto, no se analiza aquí.

La Criptomoneda En Europa

Chequia

La República Checa no contaba hasta ahora con ninguna ley que regulara las criptomonedas. Una ley contra el blanqueo de capitales elaborada por el Ministerio de Hacienda exige a las casas de cambio virtuales que determinen la identidad de los clientes. Desde entonces, los usuarios de Bitcoin ya no pueden esconderse tras nombres o apodos falsos. El CNB es una autoridad reguladora nacional responsable del sector de los servicios financieros en la República Checa.

El Ministerio de Hacienda determinó que es posible disimular los vínculos con la actividad delictiva utilizando la moneda virtual y que ésta supone un riesgo de fraude fiscal. La Cámara ha respaldado la ley y ahora se dirige al Senado. Los usuarios de criptodivisas han calificado la ley de desastre.

La Criptomoneda En Europa

Dinamarca

Los bitcoins no están regulados en Dinamarca porque esta moneda digital en particular no está incluida en el ámbito de los servicios financieros. En cambio, los servicios financieros incluyen la emisión de hipotecas, el pago de servicios y la emisión de fondos electrónicos. Además, como miembro de la Unión Europea, Dinamarca lucha activamente contra el blanqueo de dinero. La normativa contra el blanqueo de capitales establecida por la UE es tecnológicamente neutra, por lo que las criptomonedas están sujetas a ella.

En Dinamarca, dos directivas de la UE que regulan las criptomonedas están más o menos transpuestas a la legislación danesa en la Ley de Servicios de Pago, que entró en vigor en 2009. La anterior ley danesa también regulaba algunos sistemas electrónicos de pago de bienes y servicios que no estaban cubiertos por las dos directivas. Por ejemplo, los vales electrónicos representan una solicitud de varios servicios en lugar de un importe monetario. Como Dinamarca quería seguir regulando estos sistemas, se introdujo el concepto de sustitutos de pago.

Las monedas virtuales suelen estar reguladas por la legislación danesa si tienen un emisor, lo que suele ocurrir cuando adoptan la forma de dinero electrónico o sustitutos de pago. La pertenencia a una u otra categoría depende, por lo general, de si pueden utilizarse con otras personas distintas del emisor. En ese caso, suelen definirse como dinero electrónico.

Por el contrario, los Bitcoins y soluciones similares sin emisor central no están cubiertos por la legislación de la UE ni por la Ley danesa de Servicios de Pago. Cuando se califica a las monedas virtuales como no reguladas, se hace referencia a este tipo. La ausencia de regulación refleja que no hay un emisor contra el que se puedan hacer reclamaciones legales.

Además, las penas por blanqueo de capitales en Dinamarca conllevan una condena de cuatro años de prisión. Se exige a varios establecimientos de criptomonedas del país que se atengan a esta ley y realicen sus transacciones de criptomonedas en consecuencia.

En cuanto a la fiscalidad, las pérdidas de la criptomoneda no se consideran pérdidas empresariales; por lo tanto, no se gravan. Sin embargo, las pérdidas por la venta de algunas criptodivisas son deducibles y no tienen impuestos sobre el valor añadido.

La Criptomoneda En Europa

Finlandia

Finanssivalvonta, la Autoridad de Supervisión de Finlandia, conocida como Fin-FSA, se convirtió en la autoridad de supervisión y registro de los proveedores de monedas virtuales en Finlandia, en virtud de una nueva ley de aplicación de la Quinta Directiva de la UE contra el blanqueo de capitales. La Autoridad de Supervisión Financiera de Finlandia advirtió que las ofertas iniciales de monedas, las ofertas iniciales de tokens y las criptomonedas son inversiones arriesgadas y altamente especulativas. La autoridad advirtió a los consumidores de la volatilidad del precio del Bitcoin y otras monedas digitales.

A partir de noviembre de 2019, solo los proveedores de monedas virtuales que cumplan con los requisitos legales podrán comerciar en Finlandia, y su incumplimiento supondrá la prohibición de ejercer como proveedor y la imposición de multas. Las bolsas, los custodios, los emisores y los proveedores de monederos que operaban antes de la Ley debían registrarse en la FIN-FSA antes del 18 de agosto de 2019. Según la FIN-FSA, las obligaciones de registro son necesarias para garantizar que los proveedores cumplan con los requisitos prescritos, como las leyes y reglamentos de ALD/CFT, respecto a la fiabilidad del proveedor y la tenencia y protección del dinero de los clientes.

Además, un nuevo documento de investigación publicado por el Banco de Finlandia ha alabado la capacidad de autogestión del ecosistema Bitcoin. El documento afirma que el Bitcoin no puede ser regulado. No hay necesidad de regularlo porque, como sistema, está comprometido con el protocolo, y las tarifas de transacción que cobra a los usuarios las determinan los usuarios independientemente de los esfuerzos de los mineros.

El documento analiza los fundamentos de Bitcoin y explora una serie de posibles casos de uso de la tecnología. Los investigadores concluyen que el diseño de Bitcoin como sistema económico es revolucionario. su aparente funcionalidad y utilidad debería animar aún más a los economistas a estudiar esta maravillosa estructura.

La Criptomoneda En Europa

Francia

En su informe anual de 2011, Tracfin, la unidad de inteligencia financiera francesa encargada de luchar contra el fraude financiero, el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, fue la primera autoridad francesa en mencionar el Bitcoin. En diciembre de 2016, las plataformas de comercio de criptomonedas y los corredores se incluyeron en la lista de entidades sujetas a la legislación contra el blanqueo de capitales o al artículo 2 de la Ordenanza nº 2016-1635, que modifica el artículo L. 561-2 del Código Monetario y Financiero o MFC.

La primera regulación francesa de la criptomoneda llegó en enero de 2014, la Autoridad de Supervisión y Resolución Prudencial o ACPR, la autoridad reguladora de la banca y los seguros francesa, declaró que las entidades que recibieran moneda legal en nombre de los clientes sobre la compra o venta de criptomonedas debían obtener una licencia para prestar servicios de pago.

El Banco de Francia ha hecho advertencias similares a las de otros países de la UE. Además, en 2016 el gobierno francés comenzó a trabajar en un marco legal que permitiera el uso de blockchain para el registro de valores. El registro en una cadena de bloques se limitó primero a los bonos a corto plazo dedicados a las pequeñas y medianas empresas o PYMES, pero pronto se extendió a todos los valores no cotizados. Tras una amplia consulta a expertos y actores de la economía francesa de las criptomonedas y las OIC, se decidió finalmente crear un marco específico para las OIC, en lugar de intentar incluirlas en el ámbito de la regulación existente de las ofertas de valores.

Este marco legal se incluyó en la Ley n.º 2019-486, de 22 de mayo de 2019, sobre el crecimiento y la transformación de las empresas o Ley PACTE, que contiene muchas medidas destinadas a facilitar el crecimiento de las pymes y a dar a los empleados y a los grupos de interés un mayor control sobre las corporaciones.

Hubo indicios informales de que Francia podría estar dispuesta a permitir que las empresas de monedas virtuales operen como proveedores de servicios de pago bajo la legislación francesa. Francia ha indicado ahora que aplicará normas de verificación de la identidad de los clientes para las plataformas de monedas virtuales. Francia tiene previsto crear un marco legal para la captación de fondos a través de criptodivisas y aspira a convertirse en un centro líder en la oferta de monedas digitales del tipo Bitcoin.

La Criptomoneda En Europa

Grecia

El Banco de Grecia adoptó las advertencias de la ABE a los consumidores sobre las monedas virtuales. La ley griega de servicios de pago no puede aplicarse a las monedas virtuales, dado que los servicios de cambio de moneda virtual no entran en la definición de servicios de pago.

Los griegos se volcaron frenéticamente en las plataformas de comercio online en busca de Bitcoin durante los estertores de la crisis de la deuda en 2015, cuando los bancos empezaron a cerrar y se establecieron controles de capital. Bitcoin.com informó de que el interés de las mujeres griegas por la criptomoneda había crecido un 163,67%.

El Banco de Grecia ha adoptado las advertencias de la ABE sobre las monedas virtuales. Grecia se unió a la Asociación Europea de Blockchain o EBP, establecida por 22 países fundadores el 10 de abril de 2018. La EBP tiene como objetivo establecer una Infraestructura Europea de Servicios de Blockchain o EBSI para apoyar la prestación de servicios públicos digitales transfronterizos mientras se adhiere a las normas establecidas para la seguridad y la privacidad.

La Criptomoneda En Europa

Alemania

Alemania está todavía en los inicios de la cripto-regulación. Mientras que los criptoinversores institucionales pueden invertir oficialmente en criptomonedas desde que se aprobó la nueva ley el 1 de julio de 2021, todavía no hay regulación para los criptoinversores privados. Además, todavía no existe una ley exacta sobre la fiscalidad de las criptodivisas. Sólo es seguro que hay un límite libre de impuestos de 600 euros para los particulares, y los particulares no pagan ningún impuesto sobre los beneficios si tienen criptodivisas durante al menos un año.

Los potenciales compradores de criptodivisas parecen temer que todavía sea inseguro comprar, revender o comerciar con criptodivisas, pero este mercado está siendo más regulado, especialmente en Alemania.

Al igual que las autoridades supervisoras de otros países, la Autoridad Federal de Supervisión Financiera alemana, o BaFin, tiene la misión de garantizar el funcionamiento del sistema financiero y proteger a los clientes de las ovejas negras. La BaFin también es responsable de los inversores y de su seguridad y protección. La licencia de BaFin le protege de las estafas y las obras ilegales.

Por lo tanto, no es de extrañar que la gran cantidad de nuevas empresas de Bitcoin y la mayor exposición mediática hayan llevado a la BaFin a tomar medidas. Para el BaFin, las criptodivisas no son dinero o cualquier moneda. Se considera como unidades de cuenta. La licencia BaFin no es necesaria para los usuarios normales, a menos que se dediquen a la minería o realicen una transacción comercial, pero podría haber dificultades si no se cuenta con una licencia BaFin. Por seguridad, los usuarios de compra o venta también pueden solicitarlo.

La BaFin publicó un dictamen exhaustivo y adoptó una posición sobre cuestiones de derecho de supervisión relativas a diversos modelos de negocio.

En consecuencia, y en opinión de la BaFin, las criptomonedas no son ni dinero, ni dinero electrónico, ni moneda de curso legal, ni billetes y monedas extranjeras. La BaFin clasifica los Bitcoins como unidades de cuenta en el sentido de la Ley bancaria alemana. Significa que las criptomonedas son unidades de valor no denominadas de curso legal, lo que es al menos comparable a las divisas.

En diciembre de 2020, Alemania aprobó una ley que permitía que los valores financieros se mantuvieran en la cadena de bloques, lo que significa que los emisores o titulares pueden ahora documentar sus valores en un registro de la cadena de bloques. Las transacciones de valores anteriores deben haberse registrado en forma física; sin embargo, esto sólo se aplica a los bonos, no a las acciones o participaciones que cotizan en bolsa.

Los clientes que pagan sus facturas con Bitcoins no tienen que preocuparse por la licencia BaFin. Tampoco se requiere una licencia de la BaFin para utilizar Bitcoins como moneda de sustitución para las actividades de venta. Una operación comercial puede aceptar sin problemas criptomonedas como pago de servicios o bienes. En la práctica, sin embargo, se ha demostrado que también en este aspecto el diablo está en los detalles.

Ya puede convertirse en un problema cuando el negocio no acepta Bitcoins sino que utiliza un proveedor de pagos para el proceso de pago. El proveedor reenvía los Bitcoins recibidos del cliente final a la empresa o los intercambia inicialmente y luego distribuye la cantidad de euros correspondiente a la empresa. Si el proveedor de pagos, que puede ser extranjero, no tiene una licencia de la BaFin, aunque se le exija una, la BaFin tiene derecho a iniciar un procedimiento judicial contra la empresa.

En Alemania, el umbral de la obligación de obtener una licencia parece ser fluido. Como regla general, quien participe de forma que ayude a sostener, fomentar o crear un mercado no llegará a obtener una licencia BaFin. Por ejemplo, una empresa de negociación por cuenta propia necesita una licencia según la Ley Bancaria alemana si anuncia externamente que compra o vende monedas con regularidad.

La Criptomoneda En Europa

Islandia

Islandia regula las monedas virtuales como moneda electrónica a través de la ley de cambio islandesa, que prohíbe de hecho que las entidades se dediquen al cambio de moneda virtual. El gobierno islandés no considera el Bitcoin una moneda, pero permite a sus ciudadanos poseerlo y minarlo libremente.

Las criptomonedas y los criptoactivos no están muy regulados en Islandia. Sin embargo, la Ley de Blanqueo de Capitales se ajusta a la 4ª Directiva Antiblanqueo de Capitales de la Unión Europea nº 2015/849 y conlleva un requisito de registro para las partes que operan con criptodivisas o criptoactivos.

La Criptomoneda En Europa

Irlanda

El Banco Central de Irlanda es el responsable de emitir la normativa relativa a la criptomoneda y otros servicios financieros en Irlanda. En Irlanda no se aplica ninguna normativa específica a las criptomonedas, y el Banco Central no las considera de curso legal.

Una criptomoneda puede entrar en la normativa financiera vigente si se considera un «valor transferible». Los valores mobiliarios, según la normativa vigente, incluyen «acciones, bonos, derivados y otros instrumentos que otorguen a sus titulares derechos o prestaciones similares». La seguridad transferible hace que se determine caso por caso si una criptodivisa puede ser regulada en Irlanda. Por ejemplo, monedas como el Bitcoin, el Litecoin y el Ether no entran en la normativa vigente en Irlanda porque no están «emitidas de forma centralizada y no otorgan derechos a sus titulares».

El Banco Central de Irlanda considera estas monedas «no reguladas» porque no son valores transferibles. Sería posible que las criptomonedas que otorgan a su titular derechos o prestaciones similares a los de una acción o un bono entraran en el ámbito de aplicación del régimen normativo vigente.

Irlanda aprobó una ley por la que las empresas de criptomonedas, proveedores de servicios de activos virtuales o VASP, deben registrarse en el Banco Central de Irlanda. Además, deben cumplir las directrices de la UE contra el blanqueo de capitales. La ley exige que los proveedores de servicios de valor añadido que cambien monedas fiduciarias por criptodivisas cumplan los requisitos de «conozca a su cliente». Los proveedores de servicios de valor añadido (VASP) tendrán ahora que llevar a cabo la debida diligencia sobre sus clientes, conocer el origen y el destino de sus criptoactivos e informar de cualquier actividad financiera sospechosa.

El Departamento de Finanzas de Irlanda ha propuesto la creación de un nuevo grupo de trabajo sobre blockchain para ayudar a crear una regulación cohesionada entre los organismos gubernamentales. Revelado en un informe distinto, el grupo de trabajo ayuda a aportar un enfoque coordinado a las normas en torno a las criptodivisas y a supervisar la evolución de la tecnología blockchain. De este modo, abordan las consideraciones planteadas por los consumidores, la industria, la UE y los gobiernos de todo el mundo.

Irlanda también tiene una criptodivisa nacional, que se llama moneda irlandesa. Las monedas irlandesas trabajan con organizaciones de turismo, hostelería, pubs y espectáculos, actuando como vales de descuento y remesas de pago.

La Criptomoneda En Europa

Italia

En 2019, el Decreto legislativo del Gobierno italiano núm. 135. Este decreto definió varios aspectos de las funciones de la criptomoneda, pero no proporcionó su definición específica. En concreto, el decreto establece definiciones legales para las operaciones de cibermoneda y los contratos inteligentes, pero no define de forma general la criptomoneda. Según la legislación italiana, una operación de ciberdivisa se define como una tecnología de libro mayor distribuido o DLT.

Según el decreto, una DLT se refiere a una tecnología que utiliza un libro de contabilidad descentralizado basado en la criptografía. En otras palabras, una DLT es un libro de contabilidad en línea que registra las transacciones digitales. El decreto somete las DLT a la jurisdicción de la Agencia per Italia Digitale o AID, una agencia encargada de supervisar y promover el uso de la tecnología digital. Por lo tanto, las DLT en Italia están reguladas por la AID.

Además, el decreto define los contratos inteligentes como programas de software que funcionan en las DLT y vinculan automáticamente a las partes en función de acuerdos predeterminados. En el Parlamento italiano se ha propuesto una ley que exige la identificación de las partes en las transacciones de Bitcoin, pero todavía no ha aparecido ninguna norma. La criptomoneda tampoco es de curso legal.

El Ministerio de Desarrollo Económico italiano está trabajando en un decreto que pretende clasificar el uso de las criptodivisas en el país y que enumera los proveedores de servicios relacionados con las monedas digitales. El Ministerio de Economía y Finanzas declaró su compromiso de examinar el fenómeno de las criptomonedas en Italia en todos sus aspectos. La opinión general es que las criptodivisas reciben un trato similar al de otras monedas que no son de curso legal en Italia, como las extranjeras o las desfasadas.

Los tribunales italianos no están de acuerdo con la opinión de que las criptomonedas deben ser tratadas como otras monedas que no son de curso legal. A menudo están en desacuerdo sobre cómo debe regularse la criptomoneda. Algunos tribunales del sistema judicial italiano clasifican la criptodivisa como una forma de moneda, mientras que otros la consideran un «bien». Las criptomonedas se presumen instrumentos financieros en la legislación italiana, ya que el Tribunal Supremo es el más alto en la jerarquía de Italia. La jurisprudencia italiana define las criptomonedas como instrumentos financieros, ya que el Tribunal Supremo italiano tiene prioridad sobre el Tribunal de Florencia.

La Criptomoneda En Europa

Luxemburgo

Luxemburgo no regula las criptomonedas. En 2018, la Comisión de Vigilancia del Sector Financiero de Luxemburgo publicó un comunicado en el que advertía de los riesgos de invertir en criptodivisas. Sin embargo, el 1 de marzo de 2019, Luxemburgo puso en vigor una ley que reconoce oficialmente que los valores tokenizados tienen el mismo estatus legal que los valores tradicionales, permitiendo la transferencia de valores a través de la tecnología del libro mayor distribuido.

Luxemburgo reconoce las criptodivisas como monedas, pero no existe ninguna regulación para ellas. Las criptomonedas están sujetas a la misma regulación que los proveedores de servicios financieros, sometiendo a las plataformas de comercio de criptomonedas a las mismas leyes de ALD y de lucha contra la financiación del terrorismo o CFT.

La Comisión de Regulación Financiera de Luxemburgo, o CSSF, ha emitido una declaración que concluye que las monedas virtuales no son de curso legal. Advierte que las monedas virtuales entrañan riesgos para sus titulares y recuerda a los proveedores de servicios financieros que el ejercicio de actividades en el sector financiero requiere la autorización del ministro de Finanzas y los somete a la supervisión de la CSSF.

Luxemburgo no cuenta con una normativa específica sobre las criptomonedas, pero la actitud legislativa del gobierno hacia ellas es generalmente progresista. Aunque las criptomonedas no son de curso legal, el Ministro de Hacienda ha comentado que, dado su uso generalizado, las criptomonedas deberían aceptarse como medio de pago de bienes y servicios. En agosto de 2018, las autoridades emitieron un consejo sobre el tratamiento fiscal de las criptodivisas que, en un contexto empresarial, depende del tipo de transacción involucrada.

Luxemburgo ha acogido el establecimiento de plataformas de comercio de Bitcoin. La concesión de licencias y la aprobación de BitFlyer, una importante plataforma de comercio de Bitcoin, comenzó a operar en Luxemburgo en 2018. Aunque la CSSF emitió una advertencia en marzo de 2018 sobre la volatilidad de las criptodivisas, su vulnerabilidad a la delincuencia y los riesgos asociados a la inversión en ICOs, el enfoque progresivo de Luxemburgo hacia las criptodivisas ha continuado.

La CSSF reconoció en 2017 los beneficios financieros de la tecnología blockchain y se refirió al valor añadido y a los servicios eficientes que aportan las criptomonedas. A principios de 2019, los legisladores aprobaron una legislación que otorgaba a las transacciones realizadas con tecnología blockchain el mismo estatus legal que las realizadas con métodos tradicionales.

Aunque no hay medidas legislativas concretas en el radar, esperamos que haya más legislación, sobre todo teniendo en cuenta que la 5ª directiva de la UE sobre blanqueo de capitales entró en vigor en enero de 2020 y la 6ª directiva sobre blanqueo de capitales, que entrará en vigor en breve.

La Criptomoneda En Europa

Liechtenstein

El cuarto país más pequeño de Europa puede pasar fácilmente desapercibido en un mapa, pero la forma en que Liechtenstein aborda las actividades basadas en las criptomonedas destaca a nivel internacional. Incluso el príncipe de Liechtenstein dijo que las criptodivisas son algo en lo que hay que fijarse más en el futuro y cree que la tecnología blockchain puede ayudar al gobierno del país a trabajar de forma más eficiente.

El clima político estable de Liechtenstein, su exitoso sector bancario y la existencia de una de las cadenas de bloques y marcos reguladores de criptomonedas más avanzados hacen de Liechtenstein un refugio para las plataformas de criptomonedas.

El 1 de enero de 2020 entró en vigor la Ley de Blockchain de Liechtenstein, que estableció un amplio marco normativo. La ley, denominada formalmente Ley de Fichas y Entidades que Prestan Servicios Basados en Tecnologías de Confianza o TVTG, protege a los inversores, combate el blanqueo de dinero y establece la transparencia normativa.

La ley regula la «tecnología de confianza» o TT, definida como las tecnologías en las que se garantiza la integridad, la asignación de fichas a identificadores de TT y la eliminación de fichas. La ley define los tokens como información en un sistema de TT que representa los derechos asignados a uno o más identificadores de TT. La ley no clasifica los tokens, dejando la posibilidad de que un token invoque las leyes del mercado financiero si el token constituye un valor o un instrumento financiero.

En el caso de las ICO, los emisores de tokens con sede o que operan en Liechtenstein y que emiten tokens en su nombre o en el de un cliente a título no profesional deben registrarse en la Autoridad del Mercado Financiero de Liechtenstein o FMA si el proveedor emite más de 5 millones de CHF en tokens en un año.

Los proveedores de servicios de TT están obligados a registrarse en la FMA, incluidos los emisores y generadores de tokens, los depositarios de claves y tokens, los protectores de TT, los validadores físicos, los proveedores de servicios de identidad de intercambio, las autoridades verificadoras y los proveedores de servicios de precios. Con la implementación de la TVTG, Liechtenstein se convirtió en el primer país en implementar un marco regulatorio integral para la economía de fichas, regulando las cuestiones de derecho civil en la protección de los clientes y los activos, al tiempo que proporciona un marco claro para los valores digitales destinados a evolucionar con los desarrollos tecnológicos.

La FMA, la autoridad financiera de Liechtenstein, ha definido las monedas virtuales como unidades monetarias digitales, que pueden cambiarse por moneda de curso legal, bienes o servicios adquiridos o valor conservado y que, por tanto, asumen la función de moneda de curso legal. Es importante señalar que Liechtenstein no considera las monedas virtuales como moneda de curso legal, sino que sólo reconoce que funcionan como tal. Convenientemente, la FMA también ha publicado hojas informativas sobre las monedas virtuales y las OIC en su sitio web, que actualmente sólo está disponible en alemán.

La FMA también señala la similitud con las monedas fiduciarias cuando se utilizan como pago o en los intercambios y las considera una representación digital de un valor equivalente al efectivo no emitido por un banco central o una autoridad pública.

En la última modificación de la Ley de Diligencia Debida de este país, se incluyen por primera vez las monedas virtuales, y la categoría de oficina de cambio se aplica a cualquier persona física o jurídica cuyas actividades consistan en el cambio de monedas virtuales contra moneda de curso legal y viceversa. La Ley de Diligencia Debida también tiene como objetivo abordar progresivamente la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

Por el momento, el gobierno no exige una licencia para utilizar y producir monedas virtuales. Sin embargo, pueden aplicarse ciertos requisitos en función del diseño específico del modelo de negocio.

Liechtenstein se esfuerza por crear un entorno favorable a las criptomonedas imponiendo una normativa conveniente e introduciendo instituciones de desarrollo. La House of Blockchain, en la capital del país, Vaduz, ofrece un gran espacio de co-working y aspira a convertirse en un centro mundial para las empresas basadas en las criptomonedas.

La Criptomoneda En Europa

Malta

En la actualidad, Malta no cuenta con ninguna legislación que se aplique específicamente a las criptomonedas, pero esto cambiará pronto. El gobierno maltés ha fomentado activamente el desarrollo de la criptodivisa y ha emitido numerosas consultas y documentos en los que se discute su regulación y desarrollo. La normativa pretende aportar seguridad jurídica para que esta industria florezca.

En octubre de 2017, el Gobierno publicó un documento de consulta que proponía un marco regulador para los organismos de inversión colectiva y las inversiones en criptomonedas. Como resultado de la consulta, la Autoridad de Servicios Financieros de Malta o MFSA publicó las condiciones que se aplican a los fondos de inversores profesionales que invierten en criptodivisas el 22 y el 29 de enero de 2018. Malta ha adoptado un enfoque muy progresista respecto a las criptodivisas, posicionándose como líder mundial en la regulación de las mismas.

Aunque las criptomonedas no tienen curso legal, son reconocidas por el gobierno como medio de cambio, unidad de cuenta o depósito de valor. Malta no cuenta con una legislación fiscal específica para las criptomonedas, ni tampoco se aplica actualmente el IVA al intercambio de moneda fiduciaria por transacciones de criptomonedas.

Los intercambios de criptodivisas son legales en Malta. En 2018, el gobierno maltés introdujo una legislación histórica para definir un nuevo marco regulatorio para las criptomonedas y abordar las preocupaciones de ALD y CFT. La legislación comprende tres proyectos de ley, incluida la Ley de Activos Financieros Virtuales, que sienta un precedente mundial al establecer un régimen regulador aplicable a las bolsas de criptomonedas, las OIC, los corredores, los proveedores de monederos, los asesores y los gestores de activos.

Básicamente, el reglamento de la Ley de Activos Financieros Virtuales también introdujo la Ley de Acuerdos y Servicios Tecnológicos Innovadores, que estableció el régimen para el futuro registro y la responsabilidad de los proveedores de servicios de criptografía. También se creó la Autoridad de Innovación Digital de Malta, que será la autoridad gubernamental responsable de crear una criptopolítica, colaborar con otras naciones y organizaciones, y hacer cumplir las normas éticas para el uso de la tecnología de cripto y blockchain.

Malta está estudiando tres proyectos de ley: El proyecto de ley de la Autoridad de Innovación Digital de Malta o proyecto de ley MDIA, el proyecto de ley de proveedores de servicios tecnológicos y el proyecto de ley de monedas virtuales. Estos proyectos de ley proporcionarían un marco regulador para la criptodivisa y siguen un enfoque orientado a los principios de esta legislación para ayudar a evitar que las leyes se vuelvan rápidamente obsoletas o ahoguen el desarrollo tecnológico. La MFSA indicó en su plan estratégico para los próximos años que el regulador de servicios financieros del país supervisará y gestionará activamente los riesgos relacionados con el negocio de los activos virtuales y las criptomonedas con licencia para abordar mejor el blanqueo de capitales y otros riesgos de delitos financieros. Por lo tanto, es probable que se produzcan nuevas regulaciones.

La Criptomoneda En Europa

Países Bajos

En enero de 2018, el De Nederlandsche Bank o DNB publicó un documento de posición en el que afirmaba que las criptodivisas no cumplen la función del dinero y no tienen ninguna implicación en la política monetaria. En una carta al parlamento holandés, el Ministro de Finanzas holandés declaró que no es deseable una prohibición de las criptodivisas, pero que sería beneficioso regular el comercio de criptodivisas a nivel europeo o internacional.

La regulación fue implementada por la Ley de Implementación Holandesa del 21 de mayo de 2020, sometiendo únicamente a los proveedores de monederos y a las bolsas de criptomonedas a la quinta Directiva Europea contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo o AMLD V.

Según la AMLD V, los proveedores de servicios de criptomonedas deben registrarse en el DNB, cumplir con las normas de integridad para la conducta empresarial, solicitar declaraciones de no objeción para las participaciones calificadas previstas en el proveedor de servicios de criptomonedas, implementar políticas AML que consisten en procedimientos KYC, monitorear las transacciones y presentar informes de actividades sospechosas a las autoridades locales.

Los Países Bajos no regulan el Bitcoin en virtud de su ley de supervisión financiera, pero su banco nacional lanzó advertencias a los consumidores sobre el uso de la moneda virtual. Un tribunal ha dictaminado que las criptomonedas son un medio de intercambio, no dinero electrónico. Otro tribunal ha clasificado la moneda virtual como un objeto sujeto a confiscación.

La Criptomoneda En Europa

Polonia

En noviembre de 2020, las autoridades polacas publicaron el nuevo PIT-38, un formulario de impuesto sobre la renta de las personas físicas, para facilitar a los residentes polacos la declaración de sus criptoimpuestos. El gobierno polaco no considera las criptomonedas una «unidad monetaria, un instrumento de pago o dinero electrónico». Los residentes polacos deben proporcionar los estados financieros de la bolsa de criptomonedas que utilizaron para comprar y vender las monedas digitales para informar correctamente de sus beneficios del comercio de criptomonedas.

Los residentes polacos pueden deducir los gastos de inversión de años consecutivos. Sin embargo, los residentes polacos no pueden deducir otras fuentes de ingresos, como la venta de acciones. En Polonia, las criptomonedas no son ilegales, pero al mismo tiempo, no son de curso legal. Están sujetos a los impuestos sobre las ganancias de capital y al impuesto sobre el valor añadido. El Defensor del Pueblo Financiero de Polonia ha pedido al Ministerio de Finanzas del país que regule la industria local de la criptodivisa, alegando que, dado que el mercado de la criptodivisa de Polonia está experimentando un rápido crecimiento, debería estar sujeto a regulaciones que protejan a los clientes de los intercambios de criptodivisa.

El régimen de criptoimpuestos polaco se refiere a los impuestos sobre la renta de las personas físicas y de las empresas. No afecta a los proveedores de criptointercambio. En el caso de los impuestos sobre la renta de las personas físicas, los beneficios de las transacciones de criptomonedas se gravan como ingresos de capital en efectivo. En el caso de las transacciones privadas, los ingresos se regulan como rentas de los derechos de propiedad, y la ganancia se grava progresivamente a tipos entre el 18% y el 32%. Los beneficios de las actividades empresariales se gravan a un tipo fijo del 19%.

Los ingresos de criptomonedas de las entidades corporativas se clasifican como ganancias de capital. Para las grandes empresas, el tipo impositivo es del 19%. Las empresas más pequeñas disponen de una tarifa plana preferente del 15%. Las entidades que declaran ingresos inferiores a 2 millones de euros, los złoties polacos tributan a un tipo impositivo del 9% si cumplen determinadas condiciones. Además, la Autoridad de Supervisión Financiera polaca concedió dos licencias a dos empresas de criptomonedas como proveedores de pagos. Con sus licencias, las empresas de criptomonedas podrán utilizar tarjetas de pago y emitir instrumentos de pago.

La Criptomoneda En Europa

Portugal

El 21 de abril de 2020, el gobierno portugués aprobó el «Plan de Acción Transitorio Digital». La ley establece «Zonas Libres» para el ensayo de la criptotecnología. Estas zonas crean un entorno normativo flexible para la realización de pruebas, incluidas las pruebas in situ en entornos reales, y ayudan a las entidades reguladoras. Por lo tanto, el programa reducirá las cargas normativas y legales de las empresas de criptomonedas mientras desarrollan y experimentan con nuevas tecnologías.

El programa tiene tres enfoques principales: «La capacitación e inclusión digital de las personas, la transformación digital de las empresas y la digitalización del Estado». El resto resultante de las zonas francas proporcionará una evaluación fiable de la viabilidad técnica y comercial de la tecnología blockchain. Las áreas clave en las que se centran las pruebas de la zona franca son «la regulación, la privacidad digital, la ciberseguridad y la defensa, la economía de los datos, las comunicaciones y las infraestructuras».

Portugal ha seguido las tendencias marcadas por la Unión Europea. El acuerdo de la UE para aplicar una regulación más estricta de las criptomonedas y un acuerdo del Consejo de la UE que proponía una regulación más estricta de las criptomonedas para evitar su uso indebido en el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. En el pasado, la Comisión del Mercado de Valores de Portugal reveló que estaba supervisando a los bancos y corredores de bolsa para vigilar de cerca el bombo del Bitcoin que se extendía por el país en diciembre de 2017.

La Criptomoneda En Europa

España

Aunque ninguna legislación española aborda específicamente las ofertas de criptomonedas, las OIC pueden entrar en el ámbito de aplicación de la legislación general española sobre valores e inversiones. En cuanto a la clasificación y comercialización de las criptomonedas, la Comisión Nacional del Mercado de Valores o CNMV proclamó en un comunicado no oficial que las criptomonedas no son per se valores según la legislación española.

La CNMV es el organismo gubernamental encargado de regular el mercado de valores en España. En concreto, la CNMV es el regulador español de los servicios de inversión y los valores y la entidad encargada de regular los anuncios de criptomonedas. Aunque las criptomonedas no son valores, las ICOs se rigen por la legislación general de valores e inversiones de España. En España, los valores mobiliarios se definen de forma amplia y presumiblemente engloban ciertas OIC.

Los siguientes factores pesan a favor de la clasificación de una OIC como valor transferible para determinar si las OIC son valores transferibles.

  • El token de la ICO asigna derechos o expectativas de participación en el potencial aumento de valor o rentabilidad de un negocio como los instrumentos financieros tradicionales sujetos a la legislación española sobre valores; o
  • El token de la ICO se compra con la expectativa de que el inversor acabe obteniendo un beneficio.

Por lo tanto, los tokens de la ICO se consideran instrumentos financieros cuando existe una correlación entre la expectativa de beneficio o un aumento de valor y la evolución del negocio o proyecto subyacente. En otras palabras, los tokens de las ICOs, al igual que los valores tradicionales, como las acciones, pueden quedar englobados en la amplia definición de valores mobiliarios de España.

En España, las monedas virtuales están supuestamente sujetas a impuestos como sistema de pago electrónico en virtud de la ley del juego, pero su tratamiento en otras áreas de la ley no está claro. Actualmente, el gobierno español está preparando una legislación favorable al blockchain, que incluye posibles exenciones fiscales para atraer a las empresas del sector emergente de la tecnología blockchain.

La Criptomoneda En Europa

Suecia

Suecia es el último país en el que su banco central se plantea la posibilidad de crear una moneda digital. Este proceso, para la mayoría, ha incluido al menos alguna exploración de las monedas digitales basadas en blockchain. El banco nacional sueco ha insinuado recientemente que tiene planes de crear una criptomoneda nacional llamada e-krona.

El marco legal de las criptomonedas tiene leyes conflictivas y políticas contradictorias. Mientras que algunas autoridades gubernamentales han emitido advertencias sobre los riesgos asociados a la criptodivisa, otras autoridades suecas han reconocido oficialmente los beneficios de la nueva tecnología. El regulador financiero sueco, Finansinspektionen o FI, advirtió al público sobre los altos riesgos y la escasa protección del consumidor asociados a las inversiones en criptomonedas.

La IF detalló que las inversiones en criptodivisas son «inadecuadas para la mayoría… de los consumidores» porque es «difícil, si no imposible, valorar sobre una base creíble». Podría decirse que la criptomoneda es difícil de valorar de forma creíble porque no tiene un valor intrínseco real, ya que no está respaldada por el oro, la plata o un gobierno nacional como la moneda fiduciaria. Al no tener valor intrínseco, puede ser difícil de valorar de forma creíble. Además, las autoridades gubernamentales han subrayado que la normativa sueca de protección del consumidor no protege a los inversores suecos de los riesgos asociados a la inversión en criptodivisas.

La Criptomoneda En Europa

Suiza

En Suiza, la Administración Tributaria Federal Suiza o SFTA clasifica la criptomoneda como un activo o propiedad, lo que hace que esté sujeta a impuestos sobre el patrimonio, la renta y las ganancias de capital, además de ser declarada en las declaraciones de impuestos anuales suizas. La Autoridad Suiza de Supervisión del Mercado Financiero o FINMA es la autoridad reguladora financiera de Suiza. Los intercambios de criptomonedas son legales en Suiza, siempre y cuando el intercambio haya obtenido una licencia de la FINMA para operar – y por lo tanto también están regulados por la FINMA.

En 2020, se aprobó la Ley de Blockchain, que define aún más la legalidad del intercambio de criptodivisas y la gestión de los intercambios de criptodivisas en la legislación suiza. La ley señala que cuando un token es elegible para ser transferido a la infraestructura de blockchain, debe cumplir con los requisitos locales de Oferta Inicial de Monedas, Antilavado de Dinero y Lucha contra la Financiación del Terrorismo. Varias ciudades suizas ya han integrado métodos de pago basados en la criptomoneda en sus ciudades para promover la financiación verde y liderar un futuro progresista.

En Suiza, las criptomonedas y los intercambios son legales, y el país ha adoptado una postura notablemente progresista hacia la regulación de las criptomonedas. La Administración Tributaria Federal suiza considera las criptomonedas como activos. Por lo tanto, están sujetos al impuesto sobre el patrimonio suizo y deben declararse en las declaraciones de impuestos anuales.

En cuanto a los intercambios de criptodivisas, Suiza les impone un proceso de registro, que incluye la obtención de una licencia de la Autoridad Suiza de Supervisión del Mercado Financiero, o FINMA. La normativa sobre criptodivisas en Suiza también se aplica a las ICO.

A este respecto, la FINMA publicó una serie de directrices que aplicaban la legislación financiera vigente a las ofertas en toda una serie de ámbitos, desde la banca hasta el comercio de valores y los organismos de inversión colectiva. El gobierno suizo también aprobó una moción que ordena al Consejo Federal adaptar las disposiciones existentes para incluir las criptomonedas.

De cara al futuro, el gobierno suizo ha indicado que seguirá trabajando para crear un entorno normativo favorable a las criptomonedas. Por ejemplo, la ciudad de Zug, un destacado centro mundial de criptodivisas, introdujo el Bitcoin como forma de pago de las tasas municipales. En enero de 2018, el ministro de Economía suizo declaró que su objetivo era convertir a Suiza en la cripto-nación. Por su parte, el Secretario de Finanzas Internacionales de Suiza ha subrayado la necesidad de promover las criptomonedas sin comprometer las normas financieras existentes. Recientemente, se ha anunciado que el gobierno suizo está estudiando una legislación que fomente la innovación de la tecnología blockchain.

La Criptomoneda En Europa

Reino Unido

El Reino Unido es un líder en la integración de la criptomoneda y una de las jurisdicciones más favorables y convenientes para llevar a cabo un negocio de criptomoneda. Sin embargo, la posición final del gobierno sobre la regulación legal aún no está elaborada. Los ingresos de una entidad económica están sujetos al impuesto sobre el patrimonio, al impuesto de sociedades y al impuesto sobre la renta.

Los intercambios de criptodivisas en el Reino Unido deben registrarse en la Autoridad de Conducta Financiera. Si bien no establece disposiciones especiales para los intercambios, la orientación de la FCA subraya que las entidades que participan en actividades que involucran criptoactivos deben cumplir con el Reglamento de Lavado de Dinero, Financiación del Terrorismo y Transferencia de Fondos de 2017. Las enmiendas a esa normativa, que se aprobaron en 2019 y entraron en vigor en enero de 2020, incorporan las últimas directrices establecidas a través del GAFI y el 5AMLD de la UE.

Aunque el Reino Unido abandonó oficialmente la UE en enero de 2020, el país sigue sujeto a las normas y reglamentos de la UE durante el periodo de transición de 11 meses. Aunque el Brexit tendrá un impacto en la postura del Reino Unido sobre la regulación de las criptomonedas, no hay ninguna legislación específica en el horizonte, y todavía es demasiado pronto para saber exactamente dónde se sentirá ese impacto.

La normativa del Reino Unido permite a los residentes comprar y vender criptodivisas. A cambio, la venta de criptoderivados a consumidores minoristas ha sido prohibida en el Reino Unido por la Autoridad de Conducta Financiera del país o FCA a partir del 6 de enero de 2021. En concreto, la FCA prohibió la venta de derivados y notas cotizadas o ETN que hacen referencia a ciertos tipos de criptoactivos a los consumidores minoristas.

En abril de 2021, el Ministro de Hacienda, Rishi Sunak, ordenó al Banco de Inglaterra que pusiera en marcha «un nuevo grupo de trabajo entre el Tesoro y el Banco de Inglaterra para coordinar el trabajo exploratorio sobre una posible moneda digital del banco central o CBDC», o criptodivisa nacional, con la intención de hacer frente a algunos de los retos actuales que plantean las criptodivisas como el bitcoin. El gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, ha expresado anteriormente que la inestabilidad y la ineficiencia de los criptoactivos son dos de los mayores desafíos en este proceso.

Como habrás aprendido, actualmente hay mucha ambigüedad en el estatus legal y la regulación de las criptodivisas en diferentes países. Es una de las razones por las que es bastante complicado determinar qué leyes y reglamentos deben aplicarse a las criptodivisas. Sin embargo, entender los términos generales de regulación de su país ayuda a comprender los diferentes puntos de vista de los reguladores nacionales. Por lo tanto, es beneficioso determinar qué medidas de cumplimiento de los delitos financieros es probable que se apliquen.

Reflexiones finales

La UE está elaborando nuevas normas para aumentar el potencial de los criptoactivos y reducir los riesgos: Mercados de Criptoactivos (MiCA). Los eurodiputados revisaron y modificaron la propuesta de la Comisión Europea antes de decidir, en marzo de 2022, iniciar las negociaciones con los países de la UE en el Consejo sobre la forma final de estas normas. Las nuevas normas pretenden ofrecer seguridad jurídica, apoyar la innovación, proteger a los consumidores e inversores y garantizar la estabilidad financiera para fomentar el desarrollo y el uso de estas tecnologías.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}