Escuchar y observar en una entrevista: Por qué la entrevista comienza con una buena escucha y observación

We empower Anti-Financial Crime and Corporate Risk Management Professionals

  • Home
  • /
  • Blog
  • /
  • Escuchar y observar en una entrevista: Por qué la entrevista comienza con una buena escucha y observación
1

Escuchar y observar en una entrevista. Escuchar activamente es mucho más que concentrarse, y hay que asegurarse de que los entrevistadores escuchen activamente en todo momento durante la entrevista. Esto implica pensar en lo que la persona está contando, si es lógico y tiene sentido y si hay una «historia de fondo» que explique lo sucedido. La escucha activa también implica mostrar interés por lo que el interlocutor tiene que decir y hacer preguntas para aclarar, recabar información y centrar la conversación.

Escuchar Y Observar En Una Entrevista

Escuchar y observar en una entrevista

Un oyente activo también observará atentamente el lenguaje corporal y la actividad física del testigo. Todo el mundo utiliza el lenguaje corporal para expresar sus sentimientos y emociones. Los cambios en los movimientos y expresiones corporales en respuesta a determinadas preguntas proporcionan pistas significativas. La mayoría de las personas sometidas a estrés no son conscientes de sus reacciones. El uso de estas observaciones ayuda a formular preguntas y a recopilar información sobre la credibilidad de los testigos.

Las respuestas verbales incluyen tanto las palabras habladas como los gestos que sirven como sustitutos de las palabras, como asentir con la cabeza para indicar que sí o sacudir la cabeza para indicar que no. Dentro de la categoría de respuestas verbales también se encuentran características vocales como el tono, la velocidad, el timbre y la claridad.

El oyente atento no sólo tiene en cuenta las palabras en sí, sino también el momento y el énfasis del entrevistado. El individuo normalmente socializado no disfruta con la mentira; el engaño provoca un conflicto que se traduce en ansiedad y estrés. Un sospechoso que ofrece una respuesta evasiva o una objeción en respuesta a una pregunta directa lo hace por un intento de evitar la ansiedad interna asociada a una negación rotunda.

Las respuestas no verbales incluyen movimientos corporales y cambios de posición, gestos, expresiones faciales y contacto visual. El comportamiento no verbal está motivado internamente para reducir la ansiedad. Ya sea a través de la distracción (como cambios en la postura del cuerpo, llevar una mano a la cara o cruzar los brazos) o el comportamiento de desplazamiento (como recoger la pelusa de la ropa, el ritmo o el movimiento rápido repetitivo), todo el comportamiento no verbal que acompaña a una respuesta engañosa emana de los esfuerzos de un sospechoso culpable para aliviar la ansiedad.

Escuchar Y Observar En Una Entrevista

Por qué la entrevista comienza con una buena escucha y observación

Escuchar y observar le proporcionará pistas durante la entrevista y le ayudará a ajustar su comunicación cuando se dé cuenta de que necesita explicar algo más o abordar una posible preocupación que haya planteado involuntariamente.

Algunas cosas fáciles de hacer para empezar a dominar el arte de escuchar son las siguientes:

  • Empieza a prestar atención al lenguaje corporal: ¿qué tipo de lenguaje corporal muestran las personas cuando están comprometidas, frustradas, intrigadas, etc.? Habrá algunos patrones consistentes que notarás, y si puedes leer estos patrones en una entrevista, te darán pistas sobre cómo lo estás haciendo y cómo puedes necesitar ajustar o adaptarte.
  • Empieza a prestar atención a los patrones de habla – Al igual que el lenguaje corporal revela el estado de ánimo de una persona, los patrones de habla también lo hacen. Cómo se expresa la gente cuando está preocupada, excitada, inquieta, etc.
  • Preste atención a las expresiones faciales: la cara de una persona puede revelar mucho sobre cómo se siente. Para empezar a entender los patrones, preste mucha atención a esto cuando hable con la gente a diario. ¿Qué significa cuando alguien entrecierra los ojos, frunce el ceño, sonríe, levanta una ceja o hace cualquier otra cosa?

Reflexiones finales

Los mejores entrevistadores son los que se conocen a sí mismos por dentro y por fuera y pueden hablar con confianza de sus propios comportamientos, actitudes, objetivos, puntos fuertes y puntos débiles con un empleador. Los entrevistadores, por su parte, deben ser excelentes comunicadores. Cuando le digo esto a la gente, inmediatamente asumen que me refiero a que deben ser capaces de hablar bien en una entrevista, porque eso es lo que se hace en una entrevista, ¿no? Este no es el caso.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}