fbpx

Descubriendo la economía oculta: desmitificando la banca clandestina

Posted in Antiblanqueo de capitales (AML) on marzo 11, 2024
1710142998629X113564758097201010 Feature

Entendiendo la Banca Clandestina

En el ámbito de los sistemas financieros, existe un mundo paralelo conocido como banca clandestina. También conocida como sistemas alternativos de remesas, sistemas informales de transferencia de fondos o sistemas informales de transferencia de valor, la banca clandestina se refiere a los acuerdos informales que operan fuera de los límites del sistema bancario formal. Estos sistemas facilitan la transferencia de dinero a través de canales que eluden las instituciones financieras tradicionales (Instituto Australiano de Criminología).

¿Qué es la banca clandestina?

La banca clandestina, como su nombre indica, opera de forma clandestina y prevalece en varias partes del mundo, como Hong Kong, Paraguay, Canadá y Nepal. Estos sistemas informales han existido durante siglos, antes del sistema bancario formal. Ofrecen características operativas similares a las de los bancos formales, pero sin la burocracia y el escrutinio regulatorio asociados a las instituciones financieras tradicionales.

Los sistemas que caen bajo el paraguas de la banca clandestina incluyen hawala, hundi y fei ch’ien. Estos sistemas se basan en la confianza, las redes establecidas y las referencias de boca en boca para facilitar las transferencias de dinero a través de las fronteras y las regiones. Las transacciones dentro de los sistemas bancarios clandestinos generalmente se realizan a través de corredores o agentes que sirven como intermediarios entre personas o empresas que desean transferir fondos.

Los riesgos y desafíos de la banca clandestina

Si bien los sistemas bancarios clandestinos pueden proporcionar comodidad y flexibilidad, también presentan riesgos y desafíos significativos. La falta de supervisión y regulación hace que estos sistemas sean vulnerables a la explotación por parte de elementos delictivos. La banca clandestina se ha asociado con diversas actividades ilícitas, como el robo de propiedad intelectual, el tráfico de armas y drogas, la evasión fiscal y el contrabando de inmigrantes ilegales (Instituto Australiano de Criminología).

Una de las principales preocupaciones asociadas con la banca clandestina es su potencial para facilitar las actividades de lavado de dinero. Los delincuentes pueden utilizar estos sistemas informales para ocultar los orígenes y el movimiento de fondos ilícitos. El anonimato y la falta de transparencia dentro de las redes bancarias clandestinas dificultan que los organismos encargados de hacer cumplir la ley y los reguladores financieros rastreen y monitoreen las transacciones sospechosas.

Además, los sistemas bancarios clandestinos han sido explotados por redes terroristas para la transferencia de fondos. Los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 llamaron la atención sobre el uso de las redes hawala por parte de Osama Bin Laden y Al Qaeda. Como resultado, el enfoque regulatorio se expandió más allá del sistema financiero formal a sectores no tradicionales, como los bienes raíces y la industria del juego, que también pueden utilizarse con fines de lavado de dinero.

Los esfuerzos para combatir la banca clandestina y mitigar sus riesgos implican medidas regulatorias y cooperación internacional. Las autoridades implementan regulaciones y leyes para abordar los desafíos que plantean estos sistemas informales. Sin embargo, la regulación de la banca clandestina es una tarea compleja debido a su naturaleza descentralizada y, a menudo, transfronteriza. La cooperación internacional entre los gobiernos, las instituciones financieras y los organismos encargados de hacer cumplir la ley es vital para combatir eficazmente los riesgos asociados con la banca clandestina (Chek News).

Comprender las complejidades de la banca clandestina es esencial para los profesionales que trabajan en cumplimiento, gestión de riesgos, lucha contra el lavado de dinero y contra delitos financieros. Al mantenerse informados sobre estos sistemas informales y sus riesgos asociados, las personas y las organizaciones pueden trabajar para salvaguardar la integridad del sistema financiero mundial.

Hawala: Un sistema informal de transferencia de valor

En el ámbito de la banca clandestina, uno de los sistemas informales de transferencia de valor más prominentes y ampliamente conocidos es la Hawala. Hawala es un método para transferir dinero a todo el mundo sin moverlo físicamente. En cambio, opera en un sistema basado en la confianza entre corredores y clientes, eliminando la necesidad de instituciones financieras tradicionales y sus sistemas regulatorios (Investopedia).

¿Cómo funciona Hawala?

Las transacciones de hawala se utilizan a menudo en países donde existen restricciones sobre la moneda extranjera o los sistemas bancarios, lo que proporciona una forma de evitar estas limitaciones. Aquí hay una explicación simplificada de cómo funciona Hawala:

  1. Cliente A: El proceso comienza cuando un cliente, conocido como «Cliente A», se acerca a un corredor de hawala o «hawaladar» con la intención de enviar dinero a otro lugar.
  2. Instrucciones: El cliente A proporciona al hawaladar la cantidad de dinero que desea transferir y los datos del destinatario, incluido el nombre y la ubicación.
  3. Recibo: El hawaladar emite un recibo al Cliente A, que incluye un número o código de identificación único.
  4. Comunicación: A continuación, el hawaladar se pone en contacto con otro hawaladar, conocido como «Hawaladar B», en la ubicación del destinatario, transmitiéndole los detalles de la transacción.
  5. Pago: Hawaladar B, actuando sobre la base de la confianza y la reputación, realiza el pago al destinatario en base a las instrucciones recibidas.
  6. Liquidación: En una fecha posterior, los hawaladars liquidan sus cuentas por diversos medios, como la compensación de las transacciones o el uso de otros acuerdos financieros.

Este sistema basado en la confianza permite el movimiento de fondos sin transferencias físicas. Las transacciones de hawala pueden ser rápidas y eficientes, ya que se basan en redes establecidas y relaciones personales. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este sistema opera fuera del sistema bancario tradicional, lo que genera preocupaciones sobre el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

Hawala y el blanqueo de capitales

Si bien el sistema tradicional de hawala puede satisfacer necesidades legales, como el envío de remesas o la facilitación del comercio en zonas donde los servicios bancarios son escasos, también se ha asociado con actividades ilícitas debido a su anonimato y falta de regulación. La naturaleza de las transacciones de Hawala dificulta que las autoridades rastreen el movimiento de fondos e identifiquen a las partes involucradas.

Las redes hawala han sido explotadas con fines de blanqueo de dinero, lo que permite a las personas mover fondos ilícitos a través de las fronteras sin ser detectadas. Las organizaciones delictivas y las personas involucradas en actividades ilegales pueden utilizar el anonimato y la naturaleza basada en la confianza de Hawala para lavar dinero obtenido por medios ilegales.

A fin de combatir el posible uso indebido de la hawala para el blanqueo de dinero, los órganos reguladores y los organismos encargados de hacer cumplir la ley han aplicado medidas para vigilar e investigar las transacciones sospechosas. Las autoridades trabajan para identificar y desarticular las redes hawala involucradas en actividades ilícitas, al tiempo que crean conciencia sobre los riesgos asociados con los sistemas informales de transferencia de valor como la hawala.

Comprender el funcionamiento interno de Hawala y sus vulnerabilidades al lavado de dinero es crucial para los profesionales que trabajan en cumplimiento, gestión de riesgos, lucha contra el lavado de dinero y contra delitos financieros. Al obtener información sobre estos sistemas informales de transferencia de valor, se pueden mejorar los esfuerzos regulatorios para combatir eficazmente el uso indebido de los canales bancarios clandestinos.

Otros Sistemas Informales de Transferencia de Valor

Además de la hawala, existen otros sistemas informales de transferencia de valor que se han utilizado durante siglos y son anteriores al sistema bancario formal. Estos sistemas operan en paralelo al sistema bancario formal y ofrecen características operativas similares sin la burocracia y el escrutinio regulatorio. Dos ejemplos notables son hundi y fei ch’ien.

Hundi: un sistema tradicional

Hundi es un sistema tradicional de transferencia de valor que se originó en el sur de Asia y se ha utilizado durante siglos. Opera sobre la base de la confianza y se basa en una red de corredores para facilitar las transacciones. El sistema hundi permite a las personas transferir dinero sin reubicarlo físicamente, lo que lo convierte en una opción atractiva tanto para actividades legales como ilegales.

Bajo el sistema hundi, las personas proporcionan fondos a un corredor de hundi en un lugar, quien luego emite un hundi, un tipo de pagaré, al destinatario en otro lugar. Luego, el destinatario puede llevar el hundi a otro corredor de hundi en su ubicación para recibir los fondos. Este sistema permite transferencias de dinero sin problemas entre regiones y se puede utilizar tanto para transacciones nacionales como internacionales.

Fei Ch’ien: El equivalente chino

Fei ch’ien es el equivalente chino de hundi y opera de manera similar. Es un sistema tradicional informal de transferencia de valor que ha prevalecido en las comunidades chinas de todo el mundo. Fei ch’ien también cuenta con una red de intermediarios de confianza para facilitar las transferencias de dinero.

En el sistema fei ch’ien, las personas depositan dinero con un corredor fei ch’ien en un lugar, quien luego emite un recibo al remitente. A continuación, el destinatario puede presentar el recibo a un corredor de fei ch’ien de su localidad para recibir los fondos. Este sistema permite transferencias eficientes y seguras dentro de la comunidad china, tanto a nivel nacional como internacional.

Estos sistemas informales de transferencia de valor, incluidos el hundi y el fei ch’ien, se han utilizado con fines legítimos, como las remesas y la facilitación del comercio. Sin embargo, también han sido explotados para actividades ilícitas, como el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. Los reguladores y los organismos encargados de hacer cumplir la ley se enfrentan a importantes retos a la hora de supervisar y regular estos sistemas debido a su naturaleza informal y a su falta de transparencia.

Comprender las complejidades de estos sistemas alternativos de envío de remesas es crucial para combatir los delitos financieros y garantizar la integridad del sistema financiero formal. Los esfuerzos para regular y combatir la banca clandestina implican la cooperación internacional y la coordinación entre las autoridades reguladoras para abordar los riesgos asociados con estos sistemas informales de transferencia de valor.

El papel de la banca clandestina en las actividades delictivas

La banca clandestina, también conocida como sistemas informales de transferencia de valores, puede desempeñar un papel importante en diversas actividades delictivas, como el blanqueo de dinero, el tráfico de drogas, el tráfico de armas e incluso la financiación del terrorismo. Estas actividades plantean desafíos significativos para las fuerzas del orden y las agencias de seguridad nacional en todo el mundo (Vancouver Sun). Exploremos dos actividades delictivas clave asociadas con la banca clandestina: el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

Lavado de dinero y banca clandestina

Una de las principales preocupaciones de los sistemas bancarios clandestinos es su potencial para facilitar las actividades de blanqueo de dinero. El lavado de dinero es el proceso de hacer que los fondos obtenidos ilegalmente parezcan legítimos disfrazando su verdadero origen. Las redes bancarias clandestinas pueden proporcionar una vía para que las personas y las organizaciones delictivas muevan fondos a través de las fronteras, lo que dificulta el rastreo del origen y el destino de estas transacciones.

El uso de las redes hawala es particularmente notable en el contexto del blanqueo de dinero. Hawala es un sistema informal de transferencia de valor que opera fuera de los canales bancarios tradicionales. Se basa en una red de corredores de hawala para facilitar las transacciones, a menudo en diferentes países. La falta de supervisión y regulación adecuadas en estas redes las hace susceptibles de ser explotadas para actividades financieras ilícitas, incluido el lavado de dinero. Los delincuentes pueden utilizar las transacciones hawala para mover fondos sin dejar un rastro de papel claro, lo que dificulta que las autoridades detecten e investiguen estas actividades ilegales (blanqueo de dinero hawala).

Es importante tener en cuenta que, si bien los sistemas bancarios clandestinos pueden usarse para el lavado de dinero, no todas las transacciones dentro de estos sistemas son ilícitas. Muchas personas en ciertas regiones dependen de estos sistemas por razones legítimas, como las remesas y el acceso a servicios financieros en áreas con una infraestructura bancaria formal limitada. Sin embargo, la falta de transparencia y regulación dentro de estos sistemas crea un desafío importante para las autoridades a la hora de distinguir entre transacciones legítimas e ilícitas.

Banca clandestina y financiación del terrorismo

Otro aspecto alarmante de la banca clandestina es su posible conexión con la financiación del terrorismo. Se sabe que las redes terroristas explotan los sistemas informales de transferencia de valores, como la hawala, para la transferencia de fondos. Los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 llamaron la atención sobre el uso de las redes hawala por parte de Osama Bin Laden y Al Qaeda (Instituto Australiano de Criminología). La naturaleza descentralizada y no regulada de estos sistemas dificulta a las autoridades el seguimiento y la detección de transacciones sospechosas relacionadas con la financiación del terrorismo.

Para combatir estos riesgos, las autoridades reguladoras y los organismos encargados de hacer cumplir la ley de todo el mundo están trabajando juntos para mejorar las regulaciones y aumentar el escrutinio sobre las actividades bancarias clandestinas. El enfoque incluye el fortalecimiento de los requisitos de Conozca a su cliente (KYC), la implementación de sistemas de monitoreo de transacciones y la promoción de la cooperación internacional para compartir información e inteligencia (Chek News). Sin embargo, la regulación efectiva y la lucha contra la banca clandestina sigue siendo un desafío importante debido a la naturaleza compleja y elusiva de estos sistemas (Chek News).

En conclusión, los sistemas bancarios clandestinos tienen el potencial de facilitar diversas actividades delictivas, incluido el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. Su falta de supervisión y regulación crea desafíos para las autoridades a la hora de detectar e interrumpir los flujos financieros ilícitos. Los esfuerzos regulatorios y la cooperación internacional son cruciales para combatir los riesgos asociados con la banca clandestina y proteger la integridad del sistema financiero mundial.

Regulación y lucha contra la banca clandestina

Dado que la banca clandestina plantea riesgos significativos para el sistema financiero mundial, los reguladores y las autoridades están tomando medidas para regular y combatir esta práctica ilícita. Se están realizando esfuerzos para mejorar los marcos regulatorios, fortalecer la cooperación internacional y desarrollar estrategias para mitigar los riesgos asociados con la banca clandestina.

Esfuerzos y desafíos regulatorios

Los reguladores de todo el mundo están trabajando para desarrollar marcos regulatorios integrales para abordar los desafíos que plantea la banca clandestina. Estos marcos tienen como objetivo llevar estos sistemas informales de transferencia de valor al sector financiero formal, sometiéndolos a supervisión regulatoria y medidas contra el lavado de dinero (AML).

En Canadá, por ejemplo, la banca clandestina está regulada por la Ley sobre el producto del delito (blanqueo de dinero) y la financiación del terrorismo y reglamentos conexos. Las personas y entidades que se dediquen a la negociación de divisas, remitan o transmitan fondos, emitan o canjeen giros postales o negocien con monedas virtuales deben registrarse en el FINTRAC (Centro de Análisis de Transacciones e Informes Financieros de Canadá) y cumplir con obligaciones específicas para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. Operar un negocio de servicios monetarios no registrado se considera una infracción y puede dar lugar a sanciones penales o administrativas.

Sin embargo, la regulación de la banca clandestina no está exenta de desafíos. Estos sistemas informales de transferencia de valor a menudo operan en las sombras, lo que dificulta que los reguladores supervisen y hagan cumplir el cumplimiento. La falta de transparencia, las redes complejas y el uso de múltiples jurisdicciones plantean desafíos significativos para regular la banca clandestina de manera efectiva. Las autoridades y las instituciones financieras deben desarrollar una comprensión profunda de estos sistemas, incluida su estructura, dinámica operativa, bases de clientes y conexiones con los sistemas financieros legales.

Para hacer frente a estos desafíos, los reguladores están mejorando sus capacidades de supervisión e investigación. Se centran en el intercambio de información, las investigaciones colaborativas y la interrupción de las operaciones de los sistemas bancarios clandestinos. Las instituciones financieras también están fortaleciendo sus programas de cumplimiento para detectar y prevenir actividades ilícitas asociadas con la banca clandestina. Se están implementando medidas como la mejora de la diligencia debida con respecto al cliente y la supervisión de las transacciones para mitigar los riesgos que plantean estos sistemas informales de transferencia de valor (FDIC).

Cooperación internacional en la lucha contra la banca clandestina

Dada la naturaleza global de las redes bancarias clandestinas, la cooperación internacional es crucial para combatir esta práctica ilícita. Las autoridades y las instituciones financieras de diferentes países están trabajando juntas para compartir información, coordinar investigaciones e interrumpir las operaciones de los sistemas bancarios clandestinos.

Los esfuerzos para combatir la banca clandestina involucran a países como Estados Unidos, China y Australia, entre otros. Estos esfuerzos coordinados tienen como objetivo intercambiar inteligencia, mejorar la colaboración y desarrollar estrategias para interrumpir y desmantelar las redes bancarias clandestinas. Al aunar recursos y experiencia, los reguladores y los organismos encargados de hacer cumplir la ley pueden combatir de manera más eficaz el lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y otros delitos financieros asociados con estas redes ilícitas.

Para combatir eficazmente la banca clandestina, la cooperación internacional debe centrarse en el intercambio de mejores prácticas, el desarrollo de normas comunes y la promoción del intercambio de información. El diálogo y la colaboración regulares entre los países son esenciales para abordar los desafíos que plantea la banca clandestina y fortalecer los esfuerzos globales para combatir el lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y otros delitos financieros.

En conclusión, la regulación y la lucha contra la banca clandestina requieren un enfoque multifacético que implique esfuerzos regulatorios, medidas de cumplimiento mejoradas y cooperación internacional. Al fortalecer los marcos regulatorios, mejorar las capacidades de monitoreo y promover la colaboración entre los países, las autoridades y las instituciones financieras pueden mitigar los riesgos asociados con la banca clandestina y proteger la integridad del sistema financiero mundial.