fbpx

Asegure su causa: Mejores prácticas para la lucha contra el lavado de dinero en organizaciones benéficas

Posted in Antiblanqueo de capitales (AML) on marzo 13, 2024
1710232513057X138289693839979140 Feature

Comprender el cumplimiento de AML

En el contexto de las ONG y las organizaciones benéficas, el cumplimiento de las normas contra el blanqueo de capitales (AML) es de suma importancia. Comprender la importancia del cumplimiento de AML y las consecuencias del incumplimiento es crucial para estas organizaciones.

Importancia del cumplimiento de la lucha contra el blanqueo de capitales para las ONG y las organizaciones benéficas

Las ONG y las organizaciones benéficas desempeñan un papel vital en la sociedad, ya que a menudo dependen de donaciones y fondos para apoyar sus causas. Sin embargo, pueden ser objetivos atractivos para los lavadores de dinero que buscan legitimar fondos ilícitos. El cumplimiento de AML es esencial para salvaguardar la integridad de estas organizaciones y protegerlas de ser utilizadas como vehículo para el lavado de dinero.

Al adherirse a las regulaciones AML, las ONG y las organizaciones benéficas demuestran su compromiso con la transparencia, la rendición de cuentas y la buena gobernanza. Ayudan a garantizar que los fondos que reciben sean legítimos y no se deriven de actividades delictivas. Un sólido programa de cumplimiento de AML permite a estas organizaciones mantener la confianza del público, atraer donantes y cumplir sus misiones de manera efectiva.

El cumplimiento adecuado de la lucha contra el blanqueo de capitales también ayuda a las ONG y a las organizaciones benéficas a mitigar los riesgos asociados a las actividades de blanqueo de capitales. Al llevar a cabo la debida diligencia sobre las donaciones y los donantes, las organizaciones pueden identificar y prevenir el uso indebido de fondos con fines ilícitos. Esto no solo protege a la organización, sino que también contribuye a la integridad general del sistema financiero.

Consecuencias del incumplimiento

El incumplimiento de la normativa contra el blanqueo de capitales puede tener graves consecuencias para las ONG y las organizaciones benéficas. El incumplimiento puede provocar daños a la reputación, pérdida de confianza pública y una percepción negativa de la credibilidad de la organización. Esto puede dar lugar a una disminución de las donaciones y el apoyo, lo que dificulta la capacidad de la organización para llevar a cabo sus actividades benéficas.

Además, el incumplimiento de la normativa en materia de lucha contra el blanqueo de capitales puede tener implicaciones jurídicas y financieras. Se pueden iniciar investigaciones penales, enjuiciamientos y acciones de cumplimiento normativo contra las organizaciones que no cumplen. Se pueden imponer multas civiles, costos legales y sanciones, lo que agota los recursos de la organización y afecta su sostenibilidad.

Es vital que las ONG y las organizaciones benéficas implementen políticas, procedimientos y programas de capacitación sólidos en materia de lucha contra el blanqueo de capitales para garantizar el cumplimiento de las regulaciones contra el blanqueo de capitales. Esto incluye la realización de la debida diligencia sobre las donaciones y los donantes, el mantenimiento de registros exhaustivos y el seguimiento continuo de las transacciones en busca de actividades sospechosas. Al abordar de forma proactiva el cumplimiento de la normativa contra el blanqueo de capitales, las organizaciones pueden protegerse de las graves consecuencias del incumplimiento.

Para obtener más información sobre las regulaciones AML específicas para ONG y organizaciones benéficas, consulte nuestras secciones sobre regulaciones AML para ONG y regulaciones AML para organizaciones benéficas.

Regulaciones AML para organizaciones benéficas

Para combatir los riesgos de lavado de dinero y prevenir el uso indebido de fondos, las organizaciones benéficas deben cumplir con las regulaciones contra el lavado de dinero (AML). Comprender las directivas AML y los requisitos de cumplimiento es crucial para que las organizaciones benéficas mantengan su integridad y se protejan contra actividades ilícitas.

Resumen de las Directivas contra el blanqueo de capitales

Las Directivas contra el blanqueo de capitales, como la 4ª Directiva sobre blanqueo de capitales (4MLD) y la 5ª Directiva sobre blanqueo de capitales (5MLD), desempeñan un papel vital en la mitigación de los riesgos asociados a las actividades de blanqueo de capitales en el sector benéfico. Estas directivas proporcionan directrices y obligaciones que las organizaciones benéficas deben seguir para garantizar el cumplimiento y prevenir el uso indebido de fondos con fines ilícitos.

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), una organización intergubernamental mundial, también ha revisado sus recomendaciones para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo en el sector sin fines de lucro. Su orientación se centra en la prevención del abuso de las donaciones benéficas y en la mejora de la transparencia y las prácticas de diligencia debida.

Las organizaciones benéficas deben cumplir con las leyes y regulaciones de AML, que pueden incluir el nombramiento de un oficial de cumplimiento, el establecimiento de sistemas de diligencia debida, la capacitación del personal y la verificación de donantes y beneficiarios como parte del proceso de diligencia debida, según lo recomendado por el GAFI para combatir el lavado de dinero de organizaciones benéficas (Sumsub).

Requisitos de cumplimiento para organizaciones benéficas

El cumplimiento de las regulaciones AML es crucial para que las organizaciones benéficas mantengan la confianza del público, eviten daños a la reputación y protejan sus operaciones. El incumplimiento de estos requisitos puede tener diversas consecuencias, como la aplicación de la normativa, los costes legales, las multas civiles y el posible cierre de la organización benéfica (Financial Crime Academy).

Para garantizar el cumplimiento, las organizaciones benéficas deben implementar políticas, procedimientos y programas de capacitación sólidos contra el lavado de dinero. Estas medidas ayudan a crear una cultura de concienciación y rendición de cuentas dentro de la organización, lo que permite a los miembros del personal identificar y denunciar cualquier actividad sospechosa.

Las organizaciones benéficas también deben llevar a cabo la debida diligencia sobre las donaciones y los donantes. Este proceso implica verificar la legitimidad de los fondos y evaluar el riesgo asociado con los posibles donantes. Llevar a cabo la debida diligencia ayuda a evitar que las organizaciones benéficas se utilicen como vehículo para el lavado de dinero o el financiamiento del terrorismo.

Al mantenerse informado sobre las últimas regulaciones AML y adaptarse a los cambios en el panorama regulatorio, las organizaciones benéficas pueden abordar de manera proactiva los riesgos potenciales y mejorar sus esfuerzos generales de cumplimiento. La colaboración con las instituciones financieras y los socios pertinentes en materia de lucha contra el blanqueo de capitales también es crucial para compartir información y garantizar la aplicación efectiva de las medidas contra el blanqueo de capitales.

Al adherirse a las regulaciones AML, las organizaciones benéficas pueden proteger su integridad, mantener la confianza pública y contribuir a la prevención de actividades de lavado de dinero. La implementación de políticas sólidas de lucha contra el blanqueo de capitales, la realización de la debida diligencia y la información sobre las mejores prácticas son pasos clave para establecer un entorno seguro y conforme a las normas para las organizaciones benéficas.

Implementación de políticas y procedimientos efectivos contra el lavado de dinero

Para garantizar el cumplimiento de las regulaciones contra el lavado de dinero (AML) y prevenir el uso indebido de fondos para actividades ilícitas, las organizaciones benéficas deben implementar políticas, procedimientos y programas de capacitación sólidos contra el lavado de dinero. Al establecer medidas efectivas contra el lavado de dinero, las organizaciones benéficas pueden proteger su reputación, mantener la confianza de las partes interesadas y contribuir a la integridad general del sector benéfico.

Desarrollo de políticas sólidas contra el blanqueo de capitales

Las organizaciones benéficas deben desarrollar políticas integrales de lucha contra el blanqueo de capitales adaptadas a sus operaciones específicas y a los riesgos que puedan encontrar. Estas políticas deben impulsar las actividades de la organización, proporcionando directrices y marcos claros para identificar, evaluar y mitigar los riesgos de lucha contra el blanqueo de capitales. Las consideraciones clave para desarrollar políticas sólidas de lucha contra el blanqueo de capitales incluyen:

  • Evaluación de riesgos: Realizar una evaluación exhaustiva de los riesgos de AML de la organización, teniendo en cuenta factores como las fuentes de donación, las actividades de recaudación de fondos y las transacciones internacionales. Esta evaluación ayuda a identificar áreas de vulnerabilidad e informa el desarrollo de medidas de control apropiadas.

  • Aceptación de donaciones: Establezca procedimientos claros para aceptar y examinar las donaciones. Las organizaciones benéficas deben llevar a cabo la debida diligencia tanto con los donantes como con las fuentes de financiación para garantizar su legitimidad. Este proceso de debida diligencia ayuda a mitigar el riesgo de recibir inadvertidamente fondos derivados de actividades delictivas.

  • Monitoreo de la actividad financiera: Implementar mecanismos para monitorear las actividades financieras dentro de la organización, como grandes transacciones en efectivo, transferencias electrónicas y transacciones internacionales. La supervisión periódica permite la detección oportuna de transacciones sospechosas y la aplicación de respuestas adecuadas.

Llevar a cabo la debida diligencia sobre las donaciones y los donantes

Los procedimientos exhaustivos de diligencia debida son esenciales para que las organizaciones benéficas verifiquen la legitimidad de las donaciones y los donantes. Este proceso implica recopilar información sobre el donante, el propósito de la donación y la fuente de los fondos. Al llevar a cabo la diligencia debida, las organizaciones benéficas pueden identificar y evaluar los posibles riesgos de lucha contra el blanqueo de capitales asociados a donaciones específicas. Los pasos clave para llevar a cabo la debida diligencia incluyen:

  • Recopilación de información del donante: Obtenga información completa sobre el donante, incluida su identidad, datos de contacto y cualquier afiliación relevante. Esta información ayuda a verificar la legitimidad del donante y a evaluar su riesgo potencial.

  • Verificación de la fuente de los fondos: Investigue la fuente de los fondos donados para asegurarse de que se deriven de fuentes legítimas. Este proceso de verificación implica comprender la naturaleza de las actividades financieras del donante y confirmar que los fondos no están asociados con actividades delictivas.

Capacitación y concientización del personal

Las organizaciones benéficas deben priorizar la capacitación del personal y los programas de concientización para garantizar que los empleados estén bien equipados para identificar y abordar los posibles riesgos de AML. Los programas de capacitación deben cubrir temas como las regulaciones de AML, las políticas y procedimientos de AML de la organización y los indicadores de transacciones sospechosas. Los elementos clave de la capacitación y la concienciación del personal incluyen:

  • Regulaciones AML: Eduque a los empleados sobre las regulaciones AML relevantes, asegurándose de que tengan una comprensión clara de sus obligaciones legales y las posibles consecuencias del incumplimiento.

  • Reconocimiento de transacciones sospechosas: Capacite al personal para que reconozca las señales de alerta y los indicadores de transacciones potencialmente sospechosas, como donaciones inusualmente grandes, donaciones pequeñas frecuentes o información inconsistente de los donantes.

  • Obligaciones de información: Informar a los empleados sobre sus obligaciones de información y los mecanismos internos de información dentro de la organización. Fomentar una cultura de denuncia y proporcionar orientación sobre cómo escalar las preocupaciones o sospechas.

Al implementar estos elementos clave, las organizaciones benéficas pueden establecer políticas y procedimientos efectivos de AML que mitiguen el riesgo de participación en actividades de lavado de dinero. Las revisiones y actualizaciones periódicas de estas políticas son cruciales para adaptarse a los entornos normativos cambiantes y a los riesgos emergentes en el sector benéfico. Garantizar el cumplimiento de las regulaciones AML y promover una sólida cultura de vigilancia e integridad son esenciales para que las organizaciones benéficas cumplan con su misión mientras se protegen contra los delitos financieros.

Mitigación de los riesgos de lavado de dinero para las organizaciones benéficas

Para salvaguardar la integridad del sector benéfico y protegerlo contra actividades ilícitas, es esencial que las organizaciones benéficas implementen medidas efectivas para mitigar los riesgos de lavado de dinero. Al seguir las mejores prácticas, colaborar con las instituciones financieras y mantenerse informadas sobre los cambios en las regulaciones, las organizaciones benéficas pueden mejorar sus esfuerzos contra el lavado de dinero (AML).

Mejores prácticas para prevenir el lavado de dinero

Las organizaciones benéficas pueden adoptar varias prácticas recomendadas para prevenir el lavado de dinero y mantener los más altos estándares de integridad financiera. Algunas prácticas recomendadas incluyen:

  1. Implementar políticas sólidas contra el lavado de dinero: Las organizaciones benéficas deben desarrollar estrategias y políticas integrales contra los delitos financieros que describan marcos operativos y procedimientos de toma de decisiones claros. Estas políticas deben impulsar las actividades de la organización, garantizar el cumplimiento de la ley y abordar los riesgos operativos específicos a los que se enfrenta la organización benéfica.

  2. Llevar a cabo la debida diligencia sobre las donaciones y los donantes: Las organizaciones benéficas deben llevar a cabo procedimientos exhaustivos de diligencia debida al recibir donaciones o fondos para garantizar la legitimidad de las fuentes de fondos. La implementación de procedimientos basados en el riesgo, como la selección de donantes y la implementación de medidas apropiadas para mitigar los riesgos asociados con donaciones específicas, es crucial para prevenir la participación en actividades de lavado de dinero (Carters Professional Corporation).

  3. Capacitación y concientización del personal: Capacitar adecuadamente al personal y a los voluntarios es esencial para garantizar el cumplimiento de las políticas y los marcos operativos de AML. La capacitación debe cubrir temas como la tolerancia al riesgo, los objetivos, los estándares operativos y la implementación de las responsabilidades asignadas y los procedimientos de toma de decisiones (Escáner de sanciones). Esto ayuda a construir una cultura de conciencia y vigilancia dentro de la organización.

Colaboración con Instituciones Financieras

Las organizaciones benéficas deben colaborar con las instituciones financieras para fortalecer sus esfuerzos contra el lavado de dinero. Las instituciones financieras, incluidos los bancos, tienen sus propios procesos de diligencia debida para garantizar el cumplimiento de las regulaciones AML. Las organizaciones benéficas deben proporcionar la información necesaria a las instituciones financieras, demostrando su compromiso con el cumplimiento normativo y la prevención de delitos financieros. Esta colaboración ayuda a mantener la integridad del sistema financiero y garantiza que las organizaciones benéficas tengan acceso a los servicios financieros necesarios (Sanction Scanner).

Mantenerse informado y adaptarse a los cambios

Las organizaciones benéficas deben mantenerse informadas sobre los cambios en las regulaciones de AML y adaptar sus prácticas en consecuencia. La revisión y actualización periódica de las políticas y procedimientos de lucha contra el blanqueo de capitales permite a las organizaciones benéficas alinearse con la evolución de las normas y los riesgos emergentes. Al monitorear activamente las actualizaciones regulatorias y los desarrollos de la industria, las organizaciones benéficas pueden abordar de manera proactiva las vulnerabilidades potenciales y mejorar sus esfuerzos de cumplimiento AML. Mantenerse informado también incluye comprender los riesgos asociados con donaciones específicas, implementar medidas adecuadas para mitigar esos riesgos y cumplir con las sanciones pertinentes y las reglas de control de exportaciones (Escáner de sanciones).

Al seguir las mejores prácticas, colaborar con las instituciones financieras y mantenerse informado sobre los cambios en las regulaciones, las organizaciones benéficas pueden mitigar eficazmente los riesgos de lavado de dinero. Estos esfuerzos contribuyen a la integridad general del sector benéfico, asegurando que los fondos se utilicen para los fines previstos y que las organizaciones benéficas continúen teniendo un impacto positivo en la sociedad.

Casos de estudio y ejemplos

El examen de estudios de casos y ejemplos puede proporcionar información valiosa sobre el impacto del fraude y el lavado de dinero en las organizaciones benéficas, particularmente a la luz de la pandemia en curso.

Organizaciones benéficas y fraude: impacto de la pandemia

La pandemia ha tenido un impacto significativo en la vulnerabilidad de las organizaciones benéficas al fraude. Solo en 2021, las organizaciones benéficas del Reino Unido perdieron 8,6 millones de libras esterlinas debido al fraude, y el 65% de las organizaciones benéficas se sienten en mayor riesgo de fraude. Los delincuentes pueden intentar hacer un mal uso de los fondos de una organización benéfica para transacciones, inversiones, compras ilícitas o infiltrarse en la organización para lavar dinero (Sumsub).

Casos notables de lavado de dinero de caridad

Varios casos notables ponen de relieve cómo las organizaciones benéficas pueden ser explotadas para actividades de lavado de dinero. Por ejemplo, en el Reino Unido, un hombre fue condenado a 10 años de prisión por lavar más de 10 millones de libras esterlinas a través de una organización benéfica que dirigía. Este caso sirve como un duro recordatorio de cómo las organizaciones benéficas pueden ser utilizadas como vehículos para actividades financieras ilícitas (Sumsub).

El lavado de dinero a través de organizaciones benéficas puede adoptar varias formas, incluida la suplantación de organizaciones benéficas existentes para engañar a los donantes o el establecimiento de organizaciones benéficas fantasma que parecen legítimas pero que son fachadas para operaciones de lavado de dinero (Sumsub). Estos ejemplos subrayan la importancia de contar con medidas sólidas contra el blanqueo de capitales (AML) y su cumplimiento dentro del sector de las organizaciones benéficas.

Al mantenerse informadas sobre estos casos y comprender las tácticas empleadas por los delincuentes, las organizaciones benéficas pueden mejorar su capacidad para detectar y prevenir actividades de lavado de dinero. El cumplimiento de las leyes contra el lavado de dinero, incluido el nombramiento de oficiales de cumplimiento, la capacitación del personal y la rigurosa diligencia debida sobre los donantes y beneficiarios, es crucial para mitigar los riesgos asociados con el lavado de dinero en las organizaciones benéficas. Las directrices proporcionadas por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) sirven como un recurso valioso para las organizaciones benéficas que buscan implementar medidas efectivas contra el lavado de dinero (Sumsub).

Los estudios de casos y ejemplos mencionados anteriormente ponen de relieve las implicaciones en el mundo real del blanqueo de capitales en el sector de las organizaciones benéficas. Es imperativo que las organizaciones benéficas permanezcan vigilantes, garanticen el cumplimiento de las regulaciones AML e implementen políticas y procedimientos sólidos para salvaguardar sus operaciones y mantener la confianza de sus donantes.

El papel de las instituciones financieras

Las instituciones financieras, incluidos los bancos, desempeñan un papel crucial en la prevención y detección del blanqueo de capitales en el contexto de las organizaciones benéficas. Colaboran con organizaciones benéficas, gobiernos y reguladores para combatir los delitos financieros y garantizar el cumplimiento de las regulaciones contra el lavado de dinero (AML). Las instituciones financieras cuentan con procesos específicos de diligencia debida para evaluar el riesgo asociado con sus clientes, incluidas las organizaciones benéficas, y para evitar que los delincuentes accedan a los servicios financieros (Sanctions Scanner).

Procesos de Due Diligence para Organizaciones Benéficas

Las instituciones financieras, como los bancos, están obligadas a llevar a cabo procesos de diligencia debida para obtener información sobre sus clientes, incluidas las organizaciones benéficas. Estos procesos de diligencia debida implican la evaluación de las reglas de gobernanza, los procesos y los materiales de capacitación utilizados por las organizaciones benéficas para controlar los riesgos de delitos financieros. El propósito de la diligencia debida es evaluar el riesgo asociado con la prestación de servicios financieros a organizaciones benéficas y garantizar el cumplimiento de los requisitos reglamentarios.

Los procesos de diligencia debida para organizaciones benéficas suelen implicar la recopilación y verificación de información sobre la organización, su propósito, actividades y fuentes de financiación. Las instituciones financieras pueden solicitar documentación como certificados de registro, documentos rectores, estados financieros e información sobre personas clave involucradas en la gestión de la organización benéfica.

Al llevar a cabo la debida diligencia en las organizaciones benéficas, las instituciones financieras pueden evaluar el riesgo potencial de lavado de dinero u otros delitos financieros y tomar decisiones informadas sobre la prestación de servicios financieros a estas organizaciones. Esto ayuda a salvaguardar la integridad del sistema financiero y evita que los fondos ilícitos se canalicen a través de organizaciones benéficas (Sanction Scanner).

Requisitos de colaboración y cumplimiento

La colaboración entre las instituciones financieras y las organizaciones benéficas es esencial para el cumplimiento eficaz de la lucha contra el blanqueo de capitales (AML). Las instituciones financieras confían en que las organizaciones benéficas cuenten con políticas y procedimientos sólidos de lucha contra el blanqueo de capitales para mitigar el riesgo de blanqueo de capitales y garantizar el cumplimiento de las normativas sobre lucha contra el blanqueo de capitales. Las organizaciones benéficas deben estar familiarizadas con las regulaciones sobre AML, antisoborno y corrupción, financiamiento del terrorismo (CTF), sanciones y restricciones a la exportación.

Las instituciones financieras exigen a sus clientes, incluidas las organizaciones benéficas, que cuenten con sistemas de diligencia debida para garantizar el cumplimiento normativo y prevenir los delitos financieros. La colaboración entre las instituciones financieras y las organizaciones benéficas implica compartir información, realizar evaluaciones de riesgos e implementar controles adecuados para prevenir los riesgos de lavado de dinero.

Tanto las instituciones financieras como las organizaciones benéficas tienen la responsabilidad compartida de mantenerse informadas sobre los cambios en las regulaciones AML y adaptar sus procesos en consecuencia. Esta colaboración ayuda a mejorar la eficacia de los esfuerzos de lucha contra el blanqueo de capitales, proteger la integridad del sistema financiero y garantizar la transparencia y la rendición de cuentas de las organizaciones benéficas (Sanction Scanner).

Al trabajar juntas, las instituciones financieras y las organizaciones benéficas pueden fortalecer sus medidas de cumplimiento de AML, detectar y disuadir posibles actividades de lavado de dinero y mantener la confianza de las partes interesadas. Esta colaboración es crucial para salvaguardar el sector benéfico de los riesgos de delitos financieros y garantizar que los fondos se utilicen para los fines benéficos previstos.

Régimen ALD/ATF en Canadá

En Canadá, el Régimen de Lucha contra el Blanqueo de Capitales y la Financiación del Terrorismo desempeña un papel crucial en la protección de la integridad del sistema financiero y en la contribución a la seguridad de los canadienses. Este marco integral tiene como objetivo disuadir a las personas de utilizar el sistema financiero para el lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y otras actividades financieras delictivas. La estrategia del régimen ALD/ATF para 2023-2026 describe las prioridades y acciones clave para mejorar la eficacia del régimen y abordar las brechas y debilidades identificadas.

Protección de la integridad del sistema financiero

El Régimen ALD/ATF en Canadá está diseñado para salvaguardar la integridad del sistema financiero mediante la prevención y detección del lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y los delitos relacionados. Impone obligaciones a más de 24.000 empresas canadienses del sector privado, que actúan como defensores de primera línea contra estas actividades ilícitas. Estas empresas cumplen con los requisitos establecidos en la Ley sobre el producto del delito (blanqueo de capitales) y la financiación del terrorismo (PCMLTFA). Al hacerlo, contribuyen a la detección y disuasión de actividades de lavado de activos y financiamiento del terrorismo.

Colaboración entre organizaciones benéficas y socios del régimen

La colaboración entre las organizaciones benéficas y los diversos socios involucrados en el Régimen ALD/ATF es esencial para una implementación efectiva. En Canadá, las asociaciones público-privadas desempeñan un papel crucial en la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. Las organizaciones benéficas y las ONG trabajan en estrecha colaboración con los principales socios del régimen, como las instituciones financieras y los organismos encargados de hacer cumplir la ley, para compartir información, identificar transacciones sospechosas y garantizar el cumplimiento de las normas de lucha contra el blanqueo de capitales. Este enfoque colaborativo fortalece la eficacia general del régimen ALD/ATF y mejora la capacidad para combatir las actividades financieras ilícitas.

Abordar las brechas y debilidades en la estrategia del régimen

Las revisiones recientes del régimen ALD/ATF de Canadá han identificado lagunas y debilidades que deben abordarse. Entre ellas figuran cuestiones relacionadas con el intercambio de información, las bajas tasas de condenas por blanqueo de capitales y financiación del terrorismo, la limitada recuperación del producto del delito y las lagunas legislativas y reglamentarias. Por ejemplo, existen lagunas en la cobertura de la profesión jurídica y en la transparencia de los beneficiarios reales. Estas deficiencias plantean desafíos a la eficacia general del régimen ALD/ATF.

Para superar estos desafíos, la estrategia del Régimen ALD/ATF para 2023-2026 se centra en acciones prioritarias para abordar las brechas y debilidades identificadas. Estas acciones incluyen la mejora de la eficacia operativa, la solución de las lagunas legislativas y reglamentarias, la mejora de la gobernanza y la coordinación del Régimen, y la contribución a los esfuerzos internacionales para combatir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. La estrategia tiene como objetivo aumentar los cargos, las condenas y los decomisos de activos federales relacionados con el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, que han disminuido en la última década. Con la aplicación de estas medidas, el Régimen pretende reforzar su capacidad para detectar, disuadir y perseguir las actividades de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo.

El régimen ALD/ATF en Canadá es una parte integral de los esfuerzos para salvaguardar el sistema financiero y proteger al país de las amenazas planteadas por el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. Al colaborar con organizaciones benéficas, instituciones financieras y otros socios, y abordar las brechas y debilidades, el Régimen se esfuerza por mantener la integridad del sistema financiero y garantizar un entorno seguro para todos los canadienses.