fbpx

Componentes básicos del cumplimiento de AML: una visión del marco regulatorio

Posted in Antiblanqueo de capitales (AML) on marzo 5, 2024
1709578600879X567116510593138800 Feature

Descripción general de los organismos reguladores de AML

Para combatir el problema global del lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, se han establecido varios organismos reguladores para desarrollar y hacer cumplir las regulaciones contra el lavado de dinero (AML). Estos organismos reguladores desempeñan un papel crucial en la configuración del panorama de la lucha contra el blanqueo de capitales y en la garantía del cumplimiento en todas las instituciones y jurisdicciones financieras. En esta sección, exploraremos las Regulaciones AML de la Unión Europea, las Regulaciones AML de los Estados Unidos y el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

Normativa de la Unión Europea contra el blanqueo de capitales

La Unión Europea (UE) ha implementado regulaciones integrales de AML para combatir el lavado de dinero y las actividades de financiamiento del terrorismo . La Cuarta Directiva contra el blanqueo de capitales se introdujo en 2017, seguida de la Quinta Directiva contra el blanqueo de capitales en 2020. Estas directivas tienen por objeto regular las prácticas de lucha contra el blanqueo de capitales en las instituciones financieras de todo el mundo, haciendo hincapié en los enfoques basados en el riesgo, la diligencia debida con respecto al cliente y una mayor cooperación entre las autoridades y las instituciones financieras (Flagright). Las directivas también describen los requisitos para la transparencia de los beneficiarios reales y el establecimiento de registros centralizados.

Para obtener más información sobre la legislación AML y las actualizaciones regulatorias en la UE, consulte nuestro artículo sobre la legislación AML y las actualizaciones regulatorias AML.

Regulaciones AML de los Estados Unidos

En los Estados Unidos, la lucha contra el lavado de dinero comenzó con la introducción de la Ley de Secreto Bancario (BSA) en 1970. La BSA fue la primera legislación importante del país en materia de lucha contra el blanqueo de capitales y tenía como objetivo detectar y prevenir las actividades de blanqueo de dinero. Requiere que las instituciones financieras mantengan registros y reporten ciertas transacciones a la Red de Ejecución de Delitos Financieros (FinCEN) (Investopedia) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Además de la BSA, los Estados Unidos han introducido otras regulaciones clave en materia de lucha contra el blanqueo de capitales. La Ley Patriota de los Estados Unidos de 2001 mejoró la capacidad de los organismos encargados de hacer cumplir la ley de los Estados Unidos para rastrear e interceptar las actividades de blanqueo de dinero. Más recientemente, la Ley contra el Lavado de Dinero de 2020 (Ley AML) y la Ley de Transparencia Corporativa (CTA) se promulgaron como parte de la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) del año fiscal 2021. Estas leyes introdujeron reformas significativas en el marco de lucha contra el lavado de dinero de los Estados Unidos, centrándose en la mejora de la diligencia debida, el intercambio de información y la divulgación de beneficiarios reales (FinCEN).

Para explorar los requisitos específicos y la supervisión regulatoria en los Estados Unidos, consulte nuestro artículo sobre los requisitos regulatorios de AML y la supervisión regulatoria de AML.

Grupo de Acción Financiera (GAFI)

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) es una organización intergubernamental fundada en 1989 para desarrollar políticas y normas para combatir el lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y otras amenazas relacionadas con la integridad del sistema financiero internacional. El GAFI proporciona orientación y establece estándares globales a través de sus recomendaciones, comúnmente conocidas como las Recomendaciones del GAFI. Estas recomendaciones sirven como punto de referencia para las políticas y prácticas de lucha contra el blanqueo de capitales en todo el mundo, y muchos países alinean sus marcos de lucha contra el blanqueo de capitales con estas normas.

Para obtener más información sobre el GAFI y sus directrices, consulte nuestro artículo sobre el Grupo de Acción Financiera Internacional y las directrices del GAFI.

Al comprender los organismos reguladores de AML, sus regulaciones y los estándares globales establecidos por organizaciones como el GAFI, las instituciones financieras y los profesionales pueden mantenerse informados y garantizar el cumplimiento de los requisitos de AML. Es crucial mantenerse actualizado sobre cualquier cambio o desarrollo en las regulaciones AML para combatir eficazmente el lavado de dinero y proteger la integridad del sistema financiero.

Componentes clave de los programas de cumplimiento de AML

Para establecer un programa eficaz de cumplimiento contra el blanqueo de capitales (AML), las instituciones financieras deben centrarse en varios componentes clave. Estos componentes garantizan que la institución esté equipada para detectar y prevenir el lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y otras actividades ilícitas. Los siguientes componentes desempeñan un papel crucial en la creación de un sólido programa de cumplimiento de AML:

Detección de actividades sospechosas

Uno de los principales objetivos de un programa de cumplimiento de AML es detectar y denunciar actividades sospechosas de lavado de dinero, como la evasión fiscal, el fraude y el financiamiento del terrorismo, a las autoridades correspondientes. Las instituciones financieras deben implementar sistemas y controles robustos para identificar y monitorear las transacciones y comportamientos que levantan sospechas. Estos sistemas deben ser capaces de analizar los datos de los clientes y las transacciones para identificar patrones y anomalías que puedan indicar posibles actividades de blanqueo de capitales.

Políticas y procedimientos integrales

Las políticas y procedimientos integrales forman la base de un programa eficaz de cumplimiento de AML. Estas políticas deben describir el compromiso de la institución con las regulaciones AML y proporcionar pautas claras sobre la diligencia debida del cliente, el monitoreo de transacciones, las obligaciones de información y los requisitos de mantenimiento de registros. Al establecer y seguir sistemáticamente estas políticas, las instituciones financieras demuestran su compromiso con la lucha contra el blanqueo de capitales.

Evaluaciones de riesgo

La realización de evaluaciones periódicas de riesgos es un componente fundamental de un programa de cumplimiento de AML. Estas evaluaciones evalúan los riesgos inherentes asociados con los productos, servicios, clientes y ubicaciones geográficas de la institución. Al identificar y evaluar estos riesgos, las instituciones financieras pueden adaptar sus esfuerzos de cumplimiento para mitigar las amenazas específicas de AML que enfrentan. Las evaluaciones de riesgos deben realizarse periódicamente para garantizar que los programas de cumplimiento sigan siendo efectivos y estén actualizados.

Programa Conozca a su cliente (KYC)

Un sólido programa de Conozca a su Cliente (KYC) es esencial para el cumplimiento de AML. Implica verificar la identidad de los clientes, evaluar sus perfiles de riesgo y monitorear sus transacciones. Los procedimientos KYC permiten a las instituciones financieras comprender las actividades financieras legítimas de sus clientes, detectar comportamientos inusuales o sospechosos y cumplir con los requisitos de diligencia debida del cliente. La implementación de procesos KYC exhaustivos ayuda a mitigar el riesgo de facilitar las actividades de lavado de dinero.

Auditorías independientes

Las pruebas y auditorías independientes por parte de organizaciones de terceros son componentes cruciales de un programa de cumplimiento de AML. Estas auditorías evalúan la eficacia de los controles y procedimientos de lucha contra el blanqueo de capitales de la institución, así como su cumplimiento de los requisitos reglamentarios. La frecuencia de las auditorías independientes debe ser obligatoria, por lo general cada 12 a 18 meses. Los informes de auditoría deben entregarse directamente al director ejecutivo, a la alta dirección y al Comité de Auditoría para garantizar la rendición de cuentas e impulsar mejoras en el programa de cumplimiento.

Monitoreo y pruebas continuos

El monitoreo y las pruebas continuas de los controles y procedimientos de AML son esenciales para garantizar el cumplimiento continuo. Las instituciones financieras deben establecer mecanismos para monitorear continuamente las transacciones de los clientes, detectar actividades sospechosas y abordar con prontitud cualquier problema identificado. Este enfoque proactivo ayuda a identificar posibles debilidades en el programa de cumplimiento de AML y permite acciones correctivas oportunas.

Capacitación AML para empleados

Educar a los empleados sobre las regulaciones AML y su papel en el cumplimiento es vital para el éxito de un programa de cumplimiento AML. Las instituciones financieras deben proporcionar una formación integral en materia de lucha contra el blanqueo de capitales a todos los empleados, incluido el personal de primera línea, los gerentes y los altos ejecutivos. Los programas de capacitación deben cubrir temas como el reconocimiento de las señales de alerta, las obligaciones de presentación de informes y las consecuencias del incumplimiento. Las sesiones de capacitación y actualizaciones periódicas mantienen a los empleados informados sobre las últimas prácticas de AML y los requisitos reglamentarios.

Al incorporar estos componentes clave en sus programas de cumplimiento de AML, las instituciones financieras pueden mejorar su capacidad para detectar y prevenir actividades de lavado de dinero de manera efectiva. Un programa de cumplimiento AML bien implementado no solo ayuda a las instituciones a cumplir con las regulaciones, sino que también fortalece su marco general de gestión de riesgos y promueve una cultura de cumplimiento dentro de la organización.

Requisitos del programa de cumplimiento AML

Para establecer un programa eficaz de cumplimiento contra el lavado de dinero (AML), las instituciones financieras deben cumplir con requisitos específicos e implementar diversas medidas para mitigar los riesgos asociados con el lavado de dinero y los delitos financieros. Los componentes clave de un programa de cumplimiento AML incluyen la evaluación de riesgos, la revisión de controles internos, las pruebas independientes (auditoría), el oficial de cumplimiento de BSA/AML y la capacitación en cumplimiento de BSA/AML.

Evaluación de riesgos

Una evaluación exhaustiva de riesgos es un primer paso fundamental en el desarrollo de un programa de cumplimiento de AML. Se espera que las instituciones financieras identifiquen los riesgos inherentes a su negocio, teniendo en cuenta factores como los productos y servicios ofrecidos, los perfiles de los clientes y las ubicaciones geográficas. Al comprender estos riesgos, las instituciones pueden adaptar sus esfuerzos de cumplimiento para abordar de manera efectiva las vulnerabilidades potenciales e implementar estrategias adecuadas de mitigación de riesgos.

Revisión de Controles Internos

Una revisión de controles internos evalúa las políticas, los procedimientos y los procesos de una institución financiera para garantizar que se alineen con las regulaciones AML y permitan el cumplimiento. Esto incluye la evaluación de los sistemas diseñados para generar informes obligatorios, las prácticas de mantenimiento de registros y las políticas de retención de datos (Grupo de menor riesgo). Los controles internos sólidos son esenciales para detectar y reportar con precisión actividades sospechosas.

Pruebas Independientes (Auditoría)

Las auditorías independientes de terceros desempeñan un papel crucial en la evaluación de la eficacia del programa de cumplimiento de AML de una institución. Estas auditorías deben realizarse cada 12 a 18 meses y deben basarse en el riesgo, responder al perfil de riesgo de la organización (Grupo de menor riesgo). Los informes de auditoría deben entregarse directamente al director general, a la alta dirección y al Comité de Auditoría para garantizar la supervisión adecuada y las medidas correctivas, si es necesario.

Oficial de Cumplimiento BSA/AML

Cada institución financiera debe designar a un oficial de cumplimiento de BSA/AML responsable de supervisar el programa de cumplimiento AML. El oficial de cumplimiento debe poseer conocimiento de las regulaciones de BSA/AML, tener la capacidad y los recursos para diseñar e implementar un programa efectivo, y mantener informados a la Junta Directiva y a la alta gerencia sobre el estado de cumplimiento de la organización (Grupo de menor riesgo). El oficial de cumplimiento sirve como punto de contacto para las agencias reguladoras y garantiza el cumplimiento de los requisitos reglamentarios.

Capacitación en cumplimiento de BSA/AML

La capacitación integral y continua es un componente vital de un programa de cumplimiento de AML. Las instituciones financieras deben proporcionar capacitación a los empleados de todos los niveles para garantizar que comprendan los riesgos asociados con el lavado de dinero, reconozcan las actividades sospechosas y conozcan sus responsabilidades al informar sobre dichas actividades (Grupo de menor riesgo). Los programas de capacitación deben cubrir los requisitos reglamentarios, las políticas y procedimientos internos, las técnicas de detección y las obligaciones de presentación de informes.

Al incorporar estos requisitos del programa de cumplimiento AML, las instituciones financieras pueden establecer un marco sólido para detectar y prevenir el lavado de dinero y otros delitos financieros. La evaluación de riesgos, la revisión de los controles internos, las pruebas independientes, el oficial de cumplimiento dedicado y la capacitación integral contribuyen colectivamente a un programa eficaz de cumplimiento de AML, asegurando el cumplimiento normativo y salvaguardando la integridad del sistema financiero.

Marco regulatorio de AML en los Estados Unidos

En lo que respecta a la lucha contra el blanqueo de capitales y los delitos financieros, Estados Unidos ha puesto en marcha un sólido marco normativo en materia de lucha contra el blanqueo de capitales. Este marco consta de varias leyes, actos y organismos reguladores. Comprender estos componentes es esencial para los profesionales que trabajan en los campos de cumplimiento, gestión de riesgos, lucha contra el lavado de dinero y contra los delitos financieros.

La Ley de Secreto Bancario (BSA)

La Ley de Secreto Bancario (BSA, por sus siglas en inglés), promulgada en 1970, fue la primera legislación importante de los Estados Unidos contra el lavado de dinero (AML, por sus siglas en inglés). La BSA y sus reglamentos conexos, en virtud de 12 U.S.C. 1829b, 12 U.S.C. 1951-1960, 31 U.S.C. 5311-5314, 5316-5336, imponen a las instituciones financieras la obligación de combatir el blanqueo de dinero y denunciar actividades sospechosas. Las instituciones financieras están obligadas a mantener registros de las compras en efectivo de instrumentos negociables, informar las transacciones en efectivo superiores a $10,000 en montos agregados diarios y reportar actividades sospechosas que puedan indicar lavado de dinero, evasión de impuestos u otras actividades ilegales (FinCEN).

La Ley Patriota de los Estados Unidos

La Ley Patriota de los Estados Unidos, aprobada en 2001, significa «Ley de Unión y Fortalecimiento de Estados Unidos mediante el Suministro de Herramientas Apropiadas Necesarias para Interceptar y Obstruir el Terrorismo». El objetivo principal de esta ley es prevenir y sancionar las actividades terroristas dentro de los Estados Unidos y en todo el mundo. Mejora las herramientas de investigación de las fuerzas del orden y proporciona medidas para detectar, disuadir y castigar el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. La Ley Patriota de EE. UU. ha tenido un impacto significativo en el panorama regulatorio de AML y ha reforzado la importancia del papel de las instituciones financieras en la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

La Ley contra el Blanqueo de Capitales de 2020 (Ley AML)

La Ley contra el Lavado de Dinero de 2020 (Ley AML) y la Ley de Transparencia Corporativa (CTA) se promulgaron el 1 de enero de 2021, como parte de la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) del año fiscal 2021. Estas leyes introducen reformas significativas en el marco de lucha contra el lavado de dinero de los Estados Unidos. La Ley AML mejora las regulaciones AML, fortalece la coordinación entre las agencias reguladoras, moderniza los requisitos de presentación de informes y amplía el alcance de las regulaciones AML para incluir nuevas industrias y entidades. La CTA se centra en la presentación de informes sobre los beneficiarios finales, exigiendo a determinadas corporaciones, sociedades de responsabilidad limitada y otras entidades similares que revelen sus beneficiarios finales a la Red de Ejecución de Delitos Financieros (FinCEN) (FinCEN).

Red de Ejecución de Delitos Financieros (FinCEN)

La Red de Ejecución de Delitos Financieros (FinCEN, por sus siglas en inglés), dentro del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, desempeña un papel fundamental en la supervisión y aplicación de las leyes y regulaciones AML en los Estados Unidos. La misión de FinCEN es salvaguardar el sistema financiero del uso ilícito y combatir el lavado de dinero y los delitos financieros. Recopila y analiza transacciones financieras para proporcionar inteligencia procesable a las fuerzas del orden, los reguladores y otras partes interesadas. FinCEN emite regulaciones, orientación y avisos para promover el cumplimiento de las leyes y regulaciones AML. También trabaja en estrecha colaboración con las instituciones financieras para garantizar la eficacia de los programas de lucha contra el blanqueo de capitales y fomenta la colaboración entre los sectores público y privado para combatir el blanqueo de capitales (Investopedia).

Comprender el marco regulatorio de AML en los Estados Unidos, incluida la Ley de Secreto Bancario, la Ley Patriota de EE. UU., la Ley contra el Lavado de Dinero de 2020 y el papel de la Red de Ejecución de Delitos Financieros (FinCEN), es crucial para las organizaciones y los profesionales involucrados en el cumplimiento de AML. Al mantenerse informadas sobre estos requisitos reglamentarios, las empresas pueden desarrollar programas sólidos de lucha contra el lavado de dinero y contribuir a la lucha global contra el lavado de dinero y los delitos financieros.

Consequences of Non-Compliance with AML Regulations

Garantizar el cumplimiento de las regulaciones contra el lavado de dinero (AML) es de suma importancia para los bancos, las instituciones financieras y las empresas del sector financiero. El incumplimiento de estas regulaciones puede tener graves consecuencias, que van desde sanciones económicas hasta daños a la reputación e incluso responsabilidad penal. En esta sección, exploraremos las posibles consecuencias del incumplimiento de la normativa AML.

Multas y sanciones

Una de las consecuencias más significativas del incumplimiento de la normativa AML es la imposición de multas y sanciones. Los organismos reguladores tienen la autoridad para imponer sanciones financieras sustanciales a las organizaciones que no cumplan con sus obligaciones en materia de lucha contra el blanqueo de capitales. Estas multas pueden alcanzar millones o incluso miles de millones de dólares, dependiendo de la gravedad y el alcance del incumplimiento. Por ejemplo, una empresa británica se enfrentó a una multa de 8,9 millones de dólares en 2010 por fallos de lucha contra el blanqueo de capitales relacionados con clientes de alto riesgo (Financial Crime Academy).

Daño reputacional

El incumplimiento de la normativa AML puede suponer un importante daño a la reputación de los bancos y las instituciones financieras. Las noticias sobre fallas en el cumplimiento de AML pueden erosionar la confianza del público, lo que lleva a una pérdida de clientes y socios comerciales. Reconstruir una reputación dañada puede ser un proceso desafiante y lento, que a menudo requiere inversiones sustanciales en relaciones públicas y esfuerzos de alcance al cliente. El impacto negativo en la imagen de marca de una empresa y en su posición dentro de la industria puede tener consecuencias duraderas.

Responsabilidad Penal

En casos de incumplimiento grave, las personas dentro de una organización, incluidos los altos directivos, pueden enfrentarse a responsabilidad penal. Las regulaciones AML están diseñadas para combatir el lavado de dinero y los delitos financieros, y el incumplimiento de estas regulaciones puede resultar en cargos penales. Las personas declaradas culpables de delitos relacionados con la lucha contra el blanqueo de capitales pueden enfrentarse a multas, encarcelamiento o ambas, dependiendo de la jurisdicción y de la gravedad del incumplimiento. Es crucial que las organizaciones se aseguren de que sus programas de cumplimiento de AML sean sólidos y se implementen de manera efectiva para mitigar el riesgo de responsabilidad penal.

Pérdida de Licencias Profesionales

El incumplimiento de la normativa en materia de lucha contra el blanqueo de capitales puede tener consecuencias profesionales para las personas del sector financiero. Los organismos reguladores tienen la autoridad para revocar o suspender las licencias profesionales de las personas que infrinjan los requisitos de lucha contra el blanqueo de capitales. Esto puede afectar gravemente las perspectivas de carrera de una persona y su posición profesional dentro de la industria. Es imperativo que los profesionales de las funciones de cumplimiento, gestión de riesgos y lucha contra los delitos financieros se mantengan al tanto de las regulaciones AML y garanticen el estricto cumplimiento de estos requisitos.

Restricciones de Operación Comercial

Los organismos reguladores también tienen la facultad de imponer restricciones a las operaciones de los bancos e instituciones financieras que no cumplan con las regulaciones de AML. Estas restricciones pueden incluir limitaciones en ciertas actividades, requisitos de informes adicionales o incluso la suspensión de servicios o productos específicos. Las restricciones impuestas pueden interrumpir las operaciones comerciales, obstaculizar las oportunidades de crecimiento y provocar pérdidas financieras para la organización.

Daño a la confianza de los inversores

El incumplimiento de la normativa en materia de lucha contra el blanqueo de capitales puede dañar la confianza de los inversores en los bancos y las instituciones financieras. Los inversionistas, incluidos los accionistas y las partes interesadas, pueden desconfiar de asociarse con organizaciones que tienen un historial de fallas en el cumplimiento de AML. Esto puede conducir a una disminución de las inversiones, una reducción de las oportunidades de financiación y un impacto negativo en la estabilidad financiera y las perspectivas de crecimiento de la organización. Mantener un sólido programa de cumplimiento de AML es crucial para infundir confianza en los inversores y mantener una reputación positiva en el mercado.

Las consecuencias del incumplimiento de la normativa en materia de lucha contra el blanqueo de capitales son multifacéticas y pueden tener efectos de gran alcance tanto en las organizaciones como en las personas del sector financiero. Las sanciones financieras, el daño a la reputación, la responsabilidad penal, la pérdida de licencias profesionales, las restricciones de operación comercial y el daño a la confianza de los inversores son todos resultados potenciales del incumplimiento de las obligaciones de AML. Para mitigar estos riesgos, las organizaciones deben priorizar el desarrollo y la implementación de programas sólidos de cumplimiento de AML que se adhieran a los requisitos normativos y promuevan una cultura de cumplimiento.

Recursos y supervisión regulatoria en los Estados Unidos

En los Estados Unidos, uno de los principales organismos reguladores que supervisan el cumplimiento de la normativa contra el blanqueo de capitales (AML) es la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC). Establecida por el Congreso como una agencia independiente, la FDIC desempeña un papel fundamental para garantizar la integridad y el cumplimiento normativo de las instituciones financieras de la nación (FDIC).

Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés)

La FDIC está comprometida a mantener la estabilidad y la confianza pública en el sistema financiero de los Estados Unidos. Como parte de su autoridad reguladora, la FDIC supervisa y hace cumplir las leyes y reglamentos bancarios, incluidos los relacionados con la lucha contra el blanqueo de capitales. Su experiencia y supervisión contribuyen a la eficacia del marco regulatorio de lucha contra el blanqueo de capitales dentro de la industria bancaria.

El papel de la FDIC en el cumplimiento de la lucha contra el blanqueo de capitales

En el ámbito del cumplimiento de la lucha contra el blanqueo de capitales, la FDIC es responsable de garantizar que las instituciones financieras adopten e implementen programas sólidos contra el blanqueo de capitales. La FDIC evalúa el cumplimiento de los bancos con la Ley de Secreto Bancario (BSA, por sus siglas en inglés) y otras regulaciones de AML para prevenir el lavado de dinero y el financiamiento de actividades ilícitas. Al realizar exámenes y evaluaciones, la FDIC ayuda a identificar posibles vulnerabilidades y debilidades en los programas de cumplimiento de AML.

Recursos e investigación de la FDIC

La FDIC proporciona una gran cantidad de recursos para consumidores, banqueros, analistas y partes interesadas. Estos recursos incluyen materiales de educación financiera, herramientas de datos, documentación de leyes y reglamentos, e información sobre iniciativas importantes. El sitio web de la FDIC sirve como un centro integral para acceder a información relacionada con el cumplimiento de AML y otros temas relacionados con la banca.

Además de los recursos, la FDIC es una fuente preeminente de investigación de la industria bancaria de los Estados Unidos. Ofrece perfiles bancarios trimestrales, documentos de trabajo y datos de rendimiento bancario estatal. Al proporcionar esta valiosa investigación, la FDIC contribuye a una comprensión más profunda de la industria bancaria y apoya la toma de decisiones basada en evidencia.

La FDIC también desempeña un papel activo en la difusión de información crítica a la industria bancaria. A través de actualizaciones periódicas, anuncios, discursos, testimonios y cambios en las políticas, la FDIC garantiza que los bancos y las partes interesadas se mantengan informados sobre los desarrollos en el panorama regulatorio. Este intercambio de información fomenta la transparencia y ayuda a las instituciones a adaptarse a la evolución de los requisitos de lucha contra el blanqueo de capitales.

Al aprovechar los recursos y la supervisión proporcionados por la FDIC, las instituciones financieras pueden mejorar sus esfuerzos de cumplimiento de AML y contribuir a un marco regulatorio sólido de AML en los Estados Unidos.

Para obtener más información sobre los organismos reguladores de AML y los requisitos de cumplimiento, consulte nuestros artículos sobre la legislación AML, las leyes y regulaciones AML y los requisitos regulatorios AML.