fbpx

Panorama regulatorio global: GAFI, 5AMLD de la UE y BCBS sobre criptomonedas y activos virtuales

Posted in Cumplimiento de los criptoactivos on marzo 22, 2024
Global Regulatory Overview

La visión general de la regulación global revela un esfuerzo concertado por parte de los organismos internacionales para armonizar los estándares y abordar los desafíos que plantean las criptomonedas, asegurando que coexistan tanto la innovación como la seguridad financiera. En el mundo financiero interconectado de hoy, es primordial comprender los marcos regulatorios que rigen las tecnologías emergentes, como las criptomonedas y los activos virtuales.

Varias organizaciones influyentes, entre ellas el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), la Unión Europea (UE) y el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea (CSBB), han delineado directrices y directrices para garantizar la estabilidad e integridad del sistema financiero mundial.

Si bien estos organismos operan con mandatos distintos, su énfasis colectivo en la transparencia, la seguridad y la rendición de cuentas en el ámbito de los activos digitales ha dado forma al discurso más amplio. Este panorama regulatorio en constante evolución sirve como testimonio del delicado equilibrio entre abrazar la innovación y garantizar una gobernanza financiera sólida.

Visión General De La Normativa Global

Visión general de la normativa global

Nuestra exploración comienza con el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), una organización intergubernamental fundada para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. En 2019, el GAFI presentó sus directrices para los activos virtuales, un término que abarca tanto las criptomonedas como Bitcoin como las diversas entidades que prestan servicios relacionados.

Las directrices establecen cómo los países miembros deben supervisar estos activos virtuales para evitar su uso indebido para actividades ilícitas. Una recomendación crucial es la llamada «regla de viaje», que requiere que los proveedores de servicios de activos virtuales (VASP), incluidos los exchanges de criptomonedas , recopilen y transfieran información de los clientes durante las transacciones.

Las recomendaciones del GAFI tienen un peso significativo, aunque no son legalmente vinculantes. Se espera que los países miembros, entre los que se encuentran la mayoría de las principales economías, apliquen las recomendaciones de sus legislaciones nacionales. El incumplimiento puede dar lugar a la inclusión en la lista negra, lo que lleva a un mayor escrutinio en las transacciones financieras globales. Como tal, las directrices del GAFI han tenido un impacto significativo en el panorama regulatorio de las criptomonedas, afectando a la forma en que operan los VASP a nivel mundial.

La Unión Europea y su 5ª Directiva contra el blanqueo de capitales (5AMLD). La 5AMLD, que entró en vigor en enero de 2020, amplió por primera vez la normativa de la UE contra el blanqueo de capitales (AML) para cubrir las monedas virtuales. En virtud de la 5AMLD, todos los Estados miembros de la UE están obligados a registrar y regular los exchanges de criptomonedas y los proveedores de monederos en la misma medida que otras instituciones financieras.

La 5AMLD tiene como objetivo aumentar la transparencia y limitar el anonimato que se puede asociar con las criptomonedas. Requiere que las plataformas de criptomonedas realicen la debida diligencia sobre sus clientes, informen sobre transacciones sospechosas y mantengan registros completos. Si bien la 5AMLD ha sido elogiada por brindar más seguridad y legitimidad a las criptomonedas, también se ha enfrentado a críticas por imponer cargas adicionales a las empresas y potencialmente infringir los derechos de privacidad de los usuarios.

La última parada es el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea (BCBS, por sus siglas en inglés), un organismo mundial de normalización para los bancos. Si bien el BCBS no ha emitido ninguna regulación específica para las criptomonedas, ha publicado una serie de advertencias y recomendaciones sobre los riesgos que enfrentan los bancos cuando se trata de activos virtuales. Ha señalado la volatilidad del mercado, el fraude, la piratería informática, el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo como riesgos significativos.

El CSBB aconseja a los bancos interesados en adquirir exposiciones a criptomonedas o prestar servicios relacionados que mantengan una experiencia tecnológica adecuada y garanticen la divulgación completa a los organismos reguladores. La postura del BCBS refleja el enfoque cauteloso que muchas instituciones financieras tradicionales han adoptado hacia las criptomonedas.

Visión General De La Normativa Global

Está claro que, si bien las organizaciones del GAFI, la UE y el CSBB tienen diferentes enfoques y competencias, comparten objetivos comunes: mitigar los riesgos asociados con los activos virtuales y garantizar la integridad del sistema financiero mundial.

Es fundamental conocer las directrices y directrices emitidas por estos organismos. Marcan la pauta de las regulaciones nacionales, afectan el funcionamiento de las empresas de blockchain y dan forma al futuro del mercado de las criptomonedas. A medida que navega por el mundo de la cadena de bloques y las criptomonedas, este conocimiento le proporcionará un contexto valioso y le ayudará a comprender mejor los retos legales y normativos a los que se enfrentan las empresas de este espacio.

Reflexiones finales

La evolución del panorama regulatorio para las criptomonedas y los activos virtuales subraya el esfuerzo global para lograr un equilibrio entre el fomento de la innovación y la garantía de la integridad financiera. Organizaciones como el GAFI, la UE y el BCBS, cada una con su ámbito distinto, han establecido directrices y directivas que repercuten en las legislaciones nacionales e impactan en la dinámica operativa de las empresas de blockchain. Si bien estos esfuerzos regulatorios tienen como objetivo mitigar el posible uso indebido de los activos digitales, también dan forma a la trayectoria de la industria, enfatizando la importancia de que las partes interesadas permanezcan informadas y ágiles en este entorno que cambia rápidamente.