fbpx

The Heavy Hammer Falls: Entendiendo las Sanciones por Lavado de Dinero

Posted in Antiblanqueo de capitales (AML) on marzo 11, 2024
1710138032786X843120692765651600 Feature

Entendiendo las Sanciones por Lavado de Dinero

El blanqueo de capitales es un delito grave que consiste en disfrazar el origen ilícito de los fondos para que parezcan legítimos. Para combatir esta actividad ilícita, los gobiernos de todo el mundo han implementado sanciones severas para las personas y entidades involucradas en el lavado de dinero. Comprender estas sanciones es esencial tanto para las instituciones financieras como para las personas para prevenir y combatir el lavado de dinero de manera efectiva.

Resumen de las sanciones por lavado de dinero

Las sanciones por lavado de dinero pueden abarcar consecuencias penales y civiles. Las sanciones penales son impuestas por el gobierno en respuesta a delitos de lavado de dinero que violan las leyes penales. Las sanciones civiles, por otro lado, son multas monetarias impuestas por los organismos reguladores por el incumplimiento de las regulaciones contra el lavado de dinero (AML).

Cuando se trata de sanciones penales, la gravedad puede variar según la naturaleza de la actividad de lavado de dinero. Las personas, las empresas y otras instituciones pueden enfrentarse a penas de cárcel si sus actividades de blanqueo de dinero se consideran deliberadas y maliciosas. La duración de la pena privativa de libertad está determinada por el marco jurídico de cada jurisdicción.

Las sanciones civiles se dirigen principalmente a las organizaciones financieras que violan las regulaciones AML. Estas sanciones pueden ir desde multas monetarias hasta encarcelamiento e incluso pueden dar lugar a sanciones que prohíban a la institución realizar negocios. Las sanciones exactas dependen de las regulaciones y leyes específicas dentro de cada jurisdicción.

Para obtener una comprensión más profunda de las sanciones por lavado de dinero, es importante explorar las sanciones específicas de las diferentes jurisdicciones. En los Estados Unidos, por ejemplo, varias leyes clave rigen el lavado de dinero y conllevan sanciones distintas.

Sanciones Penales y Civiles

En los Estados Unidos, la Ley de Secreto Bancario (BSA) de 1970 es la ley más importante en la lucha y prevención del lavado de dinero. Según la BSA, las personas e instituciones declaradas culpables de lavado de dinero pueden enfrentar sanciones sustanciales. Las violaciones de la BSA pueden resultar en multas de hasta $500,000, prisión de hasta 10 años, o ambas, dependiendo de la gravedad de la ofensa (Unit21).

La Ley Patriota de los Estados Unidos, introducida para combatir los delitos financieros asociados con el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, también impone sanciones estrictas en caso de incumplimiento. Las violaciones de la Ley Patriota de EE. UU. pueden resultar en multas de $ 1 millón o el doble del valor de la transacción, encarcelamiento o ambos, según el delito cometido.

Además, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) desempeña un papel crucial en la prevención del lavado de dinero. La OFAC impone sanciones y multas contra el blanqueo de capitales por infracciones, que pueden alcanzar hasta 20 millones de dólares, dependiendo del delito cometido. Los infractores también pueden enfrentarse a penas de prisión de hasta 30 años.

Comprender las sanciones penales y civiles asociadas con el lavado de dinero es vital tanto para las instituciones financieras como para las personas. El cumplimiento de las regulaciones AML y la adhesión a las leyes que rigen el lavado de dinero pueden ayudar a mitigar los riesgos de sanciones severas, daños a la reputación y consecuencias financieras.

Sanciones por lavado de dinero en los Estados Unidos

En lo que respecta a la lucha contra el blanqueo de dinero, Estados Unidos ha aplicado medidas y sanciones estrictas para disuadir a las personas e instituciones de participar en actividades financieras ilícitas. Comprender estas sanciones es crucial para comprender la gravedad de las consecuencias asociadas con el lavado de dinero.

Sanciones de la Ley de Secreto Bancario (BSA)

La Ley de Secreto Bancario (BSA, por sus siglas en inglés) de 1970 es una ley clave de los Estados Unidos en la lucha contra el lavado de dinero. En virtud de la BSA, las instituciones financieras están obligadas a establecer programas contra el blanqueo de capitales y a informar de las transacciones sospechosas a las autoridades reguladoras. El incumplimiento de estas obligaciones puede dar lugar a importantes sanciones.

Las sanciones de AML en virtud de la BSA pueden incluir multas de hasta $500,000, prisión de hasta 10 años o ambas, según la infracción. Estas sanciones sirven como un fuerte elemento disuasorio para las personas e instituciones involucradas en actividades de lavado de dinero.

Sanciones de la Ley Patriota de EE. UU.

La Ley Patriota de los Estados Unidos, promulgada en respuesta a los ataques del 11 de septiembre, introdujo medidas para atacar los delitos financieros asociados con el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. La violación de las disposiciones de la Ley Patriota de EE. UU. puede dar lugar a sanciones severas.

Según esta ley, las sanciones por lavado de dinero pueden incluir multas de hasta $ 1 millón o el doble del valor de la transacción, encarcelamiento o ambos. Estas sanciones demuestran el compromiso del gobierno con la lucha contra el lavado de dinero y la protección de la integridad del sistema financiero.

Sanciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC)

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) es responsable de hacer cumplir las sanciones económicas y comerciales para combatir el lavado de dinero y otras actividades ilícitas. Las violaciones de las regulaciones de la OFAC pueden resultar en sanciones sustanciales.

Las sanciones AML impuestas por la OFAC pueden alcanzar hasta 20 millones de dólares, dependiendo de la infracción. Además, las personas involucradas en actividades de lavado de dinero pueden enfrentar penas de prisión de hasta 30 años (Unit21). Estas sanciones ponen de relieve las graves consecuencias de participar en actividades de blanqueo de capitales y subrayan la importancia del cumplimiento de las normas de la OFAC.

Al imponer sanciones severas, como las descritas en la Ley de Secreto Bancario, la Ley Patriota de los Estados Unidos y aplicadas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros, los Estados Unidos pretenden disuadir las actividades de blanqueo de dinero y proteger la integridad de su sistema financiero. Es esencial que las personas y las instituciones comprendan estas sanciones y garanticen el cumplimiento de las regulaciones AML para evitar graves consecuencias legales y financieras.

Factores que influyen en las sanciones por lavado de dinero

Cuando se trata de sanciones por lavado de dinero, varios factores entran en juego para determinar la severidad del castigo. Comprender estos factores es crucial para las personas involucradas en esquemas de lavado de dinero y el sector bancario.

Grado de participación y conocimiento

Uno de los principales factores que se tienen en cuenta para determinar las sanciones por blanqueo de capitales es el grado de participación de la persona y su conocimiento de las actividades ilegales. El nivel de participación puede variar desde la participación directa en el esquema de lavado de dinero hasta la facilitación indirecta o incluso el mero conocimiento de la fuente ilícita de los fondos.

Si bien no es necesario probar la participación directa en la actividad ilegal de la que se originó el dinero, la atención se centra en la intención y los esfuerzos de la persona para disfrazar los orígenes ilegales de las ganancias. Convencer a los fiscales sobre la falta de conocimiento sobre ilegalidades específicas puede evitar que surtan efecto las duras mejoras (Abogado Federal de Lavado de Dinero).

Papel de los factores agravantes y atenuantes

Los jueces tienen la discreción de considerar factores agravantes y atenuantes al determinar las sanciones por lavado de dinero. Los factores agravantes son circunstancias que aumentan la gravedad del delito, mientras que los factores atenuantes son circunstancias que pueden reducir el castigo.

Los factores agravantes pueden incluir el papel de la persona en el esquema de lavado de dinero, como ser un cerebro u orquestador, la participación en el crimen organizado o el uso de técnicas sofisticadas para ocultar fondos ilícitos. Por otro lado, los factores atenuantes pueden incluir la cooperación con las fuerzas del orden, la participación mínima en el esquema, la falta de antecedentes penales o la muestra de remordimiento.

En última instancia, los jueces sopesan estos factores para determinar una sentencia adecuada. Es importante tener en cuenta que las sanciones por lavado de dinero pueden variar significativamente según la jurisdicción y las circunstancias específicas de cada caso. En Estados Unidos, por ejemplo, las multas por lavado de dinero pueden llegar hasta los 500.000 dólares o el doble del valor de los bienes involucrados en la transacción, lo que sea mayor. La pena de prisión también puede llegar hasta los 20 años por cada delito.

Comprender los factores que influyen en las sanciones por lavado de dinero es esencial para las personas involucradas en instituciones financieras y aquellos que buscan combatir el lavado de dinero. Al ser conscientes del alcance de la participación, el conocimiento y el papel de los factores agravantes y atenuantes, las personas pueden navegar mejor por el panorama legal y tomar las medidas adecuadas para prevenir y detectar actividades ilícitas.

Implicaciones de las sanciones por lavado de dinero

Las sanciones por lavado de dinero no solo conllevan consecuencias legales, sino que también tienen implicaciones significativas para la reputación y las operaciones de las instituciones financieras.

Daño reputacional

Las instituciones financieras y las personas declaradas culpables de blanqueo de capitales pueden sufrir daños en su reputación, lo que puede tener consecuencias de gran alcance. Este daño puede resultar en una pérdida de negocios y una disminución en el valor de la institución. La percepción negativa asociada con el lavado de dinero puede erosionar la confianza de los clientes, lo que dificulta la atracción de nuevos clientes y la retención de los existentes (IDcentral).

El impacto del daño a la reputación puede extenderse más allá de las pérdidas financieras inmediatas. Puede obstaculizar futuros tratos financieros, asociaciones y colaboraciones. Reconstruir una reputación empañada requiere grandes esfuerzos, incluida la implementación de medidas sólidas contra el lavado de dinero (AML), la mejora de los procesos de cumplimiento y la demostración de un compromiso con la integridad y la transparencia.

Consecuencias de las instituciones financieras

El incumplimiento de las regulaciones contra el lavado de dinero (AML) puede resultar en sanciones severas para las instituciones financieras. Estas sanciones pueden incluir fuertes multas, pérdida de licencias y un mayor escrutinio regulatorio que puede afectar sus operaciones y crecimiento. Las sanciones pueden variar según la jurisdicción y la gravedad de la infracción.

Las organizaciones financieras que infrinjan las normas de lucha contra el blanqueo de capitales pueden enfrentarse a sanciones civiles y penales. Las sanciones civiles pueden implicar multas monetarias sustanciales y otras sanciones financieras. Las sanciones penales pueden incluir el encarcelamiento de las personas involucradas en las actividades de lavado de dinero. Además, las instituciones financieras pueden enfrentar sanciones y se les puede prohibir realizar ciertos tipos de negocios.

Para evitar estas consecuencias, las instituciones financieras deben priorizar el cumplimiento de las regulaciones AML, invertir en programas sólidos de capacitación AML e implementar sistemas y controles efectivos de AML. El monitoreo, la presentación de informes y las evaluaciones de riesgos regulares son componentes esenciales para mantener el cumplimiento y mitigar el riesgo de lavado de dinero.

La represión mundial contra el blanqueo de capitales ha dado lugar a una mayor aplicación y colaboración entre las autoridades reguladoras de todo el mundo. Las organizaciones involucradas en actividades de lavado de dinero tienen más probabilidades de enfrentar investigaciones y sanciones severas, por lo que es imperativo que las instituciones financieras permanezcan vigilantes y proactivas en sus esfuerzos de AML.

En conclusión, las sanciones por lavado de dinero van más allá de las ramificaciones legales. El daño a la reputación y las consecuencias de las instituciones financieras pueden tener impactos duraderos en la estabilidad y el crecimiento de las instituciones financieras. Al priorizar el cumplimiento, adoptar medidas sólidas contra el lavado de dinero y fomentar una cultura de integridad, las instituciones financieras pueden mitigar el riesgo de lavado de dinero y salvaguardar su reputación y operaciones.

Aplicación de la ley y colaboración a nivel mundial

A medida que se intensifica la lucha contra el blanqueo de capitales, se ha producido un aumento significativo del escrutinio normativo y de la colaboración mundial en la lucha contra esta actividad ilícita. Las autoridades de todo el mundo están trabajando juntas para tomar medidas enérgicas contra el lavado de dinero y garantizar la integridad del sistema financiero mundial.

Mayor escrutinio regulatorio

Los organismos reguladores de todo el mundo han intensificado sus esfuerzos para combatir el lavado de dinero. Las instituciones financieras ahora están sujetas a un escrutinio más riguroso para garantizar el cumplimiento de las regulaciones contra el lavado de dinero (AML). El incumplimiento puede dar lugar a sanciones severas, como fuertes multas, pérdida de licencias y acciones regulatorias que pueden obstaculizar las operaciones y el crecimiento de una institución.

Las autoridades están vigilando de cerca las transacciones financieras y aplicando requisitos de información más estrictos para detectar y prevenir las actividades de blanqueo de dinero. Este mayor escrutinio tiene como objetivo identificar transacciones sospechosas, descubrir fondos ilícitos ocultos y responsabilizar a los involucrados en esquemas de lavado de dinero.

Medidas enérgicas a nivel mundial contra el blanqueo de capitales

La represión mundial contra el blanqueo de capitales ha dado lugar a una mejora de la aplicación y la colaboración entre las autoridades reguladoras de todo el mundo. Este esfuerzo concertado garantiza que las organizaciones involucradas en actividades de lavado de dinero sean investigadas y puedan incurrir en sanciones severas. Las instituciones financieras y las personas declaradas culpables de lavado de dinero no solo enfrentan consecuencias legales, sino que también pueden experimentar daños a la reputación.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) desempeña un papel crucial en la imposición de sanciones y multas contra el blanqueo de capitales por infracciones. Las sanciones pueden ser sustanciales, con multas que alcanzan hasta los 20 millones de dólares, dependiendo de la infracción. En algunos casos, las personas involucradas en esquemas de lavado de dinero pueden enfrentar penas de prisión de hasta 30 años (Unit21).

Esta colaboración global y la estricta aplicación de la ley envían un mensaje claro a quienes participan en actividades de lavado de dinero. Las autoridades se han comprometido a desmantelar estas redes ilícitas, proteger la integridad del sistema financiero y protegerse contra las posibles consecuencias del blanqueo de capitales.

Comprender las implicaciones y consecuencias de las sanciones por lavado de dinero es esencial tanto para las instituciones financieras como para las personas. El cumplimiento de las regulaciones AML es crucial para evitar daños a la reputación, ramificaciones legales y sanciones financieras severas. Al adherirse a marcos sólidos de lucha contra el blanqueo de capitales y participar activamente en los esfuerzos mundiales, las instituciones pueden contribuir a la lucha contra el blanqueo de capitales y protegerse de las consecuencias del incumplimiento.

Sanciones por lavado de dinero en Canadá

El lavado de dinero es un delito grave que conlleva sanciones significativas en Canadá. El gobierno ha llevado a cabo evaluaciones para identificar los riesgos inherentes al lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo en el país, proporcionando información valiosa sobre sectores, productos y amenazas vulnerables.

Sectores y productos vulnerables

Según la evaluación realizada por el Gobierno del Canadá, varios sectores y productos son muy vulnerables al blanqueo de capitales y a la financiación del terrorismo (fuente). Los bancos nacionales, las corporaciones (especialmente las corporaciones privadas), ciertos tipos de empresas de servicios monetarios y los fideicomisos exprés fueron calificados como los más vulnerables. Además, 18 sectores y productos tenían una calificación de vulnerabilidad alta, nueve tenían una calificación de vulnerabilidad media y uno tenía una calificación de vulnerabilidad baja.

La evaluación sirve de guía para identificar las áreas que requieren una mayor diligencia debida y supervisión. Las instituciones financieras, los organismos reguladores y los organismos encargados de hacer cumplir la ley desempeñan un papel crucial en la identificación y mitigación de riesgos dentro de estos sectores y productos vulnerables.

Amenazas de Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo

En Canadá, las amenazas de lavado de dinero están estrechamente relacionadas con actividades ilícitas como el tráfico de drogas, el fraude, el juego ilegal, la corrupción, la colusión, el soborno y el lavado de dinero de terceros. Los grupos de delincuencia organizada transnacional (FUR) y los lavadores de dinero profesionales son actores clave en las operaciones de lavado de dinero. La evaluación califica la amenaza de lavado de dinero como muy alta para estas actividades y actores (fuente).

En lo que respecta a la financiación del terrorismo, Canadá se enfrenta a amenazas de redes sospechosas de recaudar, recaudar y transferir fondos al extranjero a diversos grupos terroristas. Sin embargo, el actual régimen de financiación del terrorismo en Canadá tiene fortalezas que ayudan a mitigar el riesgo. Como resultado, la amenaza de la financiación del terrorismo en el Canadá no es tan pronunciada en comparación con las regiones con regímenes de financiación del terrorismo más débiles y puntos de apoyo establecidos por grupos terroristas (fuente).

Es importante que las instituciones financieras, las empresas y las personas permanezcan vigilantes e informen sobre cualquier actividad o transacción sospechosa que pueda estar relacionada con el lavado de dinero o el financiamiento del terrorismo. Al trabajar juntos, las partes interesadas pueden contribuir a la prevención y detección de estas actividades ilícitas, asegurando la integridad del sistema financiero de Canadá.

La evaluación también destaca que los niveles de amenaza para la evasión fiscal, el juego ilegal y el tráfico de vida silvestre han aumentado desde el informe anterior, mientras que disminuyeron para el contrabando y el tráfico ilegal de tabaco. Estos cambios reflejan la evolución de la sofisticación y las capacidades de los actores de amenazas involucrados en estas actividades ilícitas (fuente).

Comprender los sectores, productos y amenazas vulnerables asociados con el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo es crucial para implementar medidas preventivas efectivas, hacer cumplir las regulaciones e imponer sanciones. Al mantenerse informado y proactivo, Canadá puede continuar sus esfuerzos para combatir el lavado de dinero y mantener la integridad de su sistema financiero.

Actualizaciones sobre las amenazas de lavado de dinero en Canadá

A medida que evoluciona el panorama del lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, es importante mantenerse actualizado sobre los últimos desarrollos y cambios en los niveles de amenaza. El Gobierno de Canadá realiza periódicamente evaluaciones para identificar los riesgos y amenazas inherentes al país. Aquí, exploraremos los cambios en los niveles de amenaza y el impacto de los actores de amenazas en Canadá.

Cambios en los niveles de amenaza

Según la Evaluación de los Riesgos Inherentes al Lavado de Dinero y el Financiamiento del Terrorismo en Canadá, ha habido cambios notables en los niveles de amenaza desde la evaluación anterior realizada en 2015. Estos cambios reflejan la evolución de la sofisticación y las capacidades de los actores de amenazas involucrados en actividades ilícitas.

Los niveles de amenaza han aumentado en las siguientes zonas:

  • Evasión fiscal
  • Juegos de azar ilegales
  • Tráfico de vida silvestre

Por otro lado, los niveles de amenaza han disminuido para:

  • Contrabando y tráfico ilícitos de tabaco

Estos cambios son un reflejo del panorama cambiante y de las tácticas cambiantes empleadas por los actores de amenazas. Es esencial que los organismos reguladores, las instituciones financieras y los organismos encargados de hacer cumplir la ley se adapten y respondan a estos niveles cambiantes de amenaza para combatir eficazmente el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

Impacto de los actores de amenazas

En el contexto canadiense, la evaluación identifica a los grupos de delincuencia organizada transnacional (VOC) y a los lavadores de dinero profesionales como actores clave de amenazas en el ámbito del lavado de dinero. Estos actores están involucrados en diversas actividades ilícitas, como el tráfico de drogas, el fraude, el juego ilegal, la corrupción, la colusión, el soborno y el lavado de dinero de terceros.

La evaluación también destaca que existen redes que operan dentro de Canadá y que son sospechosas de recaudar, recaudar y transmitir fondos al extranjero para apoyar a varios grupos terroristas. Sin embargo, es importante señalar que, en comparación con otras regiones del mundo, la amenaza de la financiación del terrorismo en Canadá no es tan pronunciada. Esto se debe, en parte, a las fortalezas existentes del régimen de lucha contra la financiación del terrorismo en Canadá.

Al mantenerse informadas sobre los niveles cambiantes de amenaza y comprender el impacto de los actores de amenazas, las autoridades pueden mejorar sus esfuerzos para detectar, prevenir y combatir las actividades de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo. La colaboración continua entre las agencias gubernamentales, las instituciones financieras y los socios internacionales es crucial para abordar eficazmente estas amenazas.

Para obtener una comprensión integral de las sanciones por lavado de dinero y los esfuerzos para combatir el lavado de dinero en Canadá, consulte nuestras secciones anteriores sobre sanciones por lavado de dinero en Canadá y la aplicación y colaboración global.

Entendiendo las Sanciones por Lavado de Dinero

Cuando se trata de combatir el lavado de dinero, las autoridades han implementado sanciones estrictas para disuadir y castigar a quienes participan en tales actividades ilícitas. Comprender estas sanciones es crucial para crear conciencia y disuadir a las personas y organizaciones de participar en prácticas de lavado de dinero. Esta sección proporciona una descripción general de las sanciones por lavado de dinero, incluidas las consecuencias penales y civiles.

Resumen de las sanciones por lavado de dinero

El blanqueo de capitales, el proceso de disfrazar el origen de los fondos obtenidos ilegalmente, se considera un delito financiero grave con importantes ramificaciones jurídicas. Las sanciones por blanqueo de capitales pueden variar en función de la jurisdicción y la gravedad del delito. En los Estados Unidos, por ejemplo, las sanciones por blanqueo de dinero se aplican a través de diversas leyes y reglamentos, como la Ley de Secreto Bancario (BSA), la Ley Patriota de los Estados Unidos y los requisitos de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC).

Sanciones Penales y Civiles

Las sanciones por lavado de dinero pueden incluir fuertes multas y encarcelamiento, con el objetivo de castigar a los infractores y disuadir a otros de participar en actividades financieras ilegales. En los Estados Unidos, según la ley federal, las personas condenadas por delitos de lavado de dinero pueden enfrentar multas de hasta $ 500,000, mientras que las organizaciones pueden enfrentar multas de hasta $ 1 millón. Además de las multas, los infractores también pueden enfrentarse a penas de prisión, en las que la duración de la pena depende de la gravedad del delito y de la participación de la persona.

También se pueden imponer sanciones civiles en casos de lavado de dinero. Estas sanciones suelen implicar la incautación y el decomiso de activos vinculados a las actividades ilícitas. Las autoridades pueden confiscar bienes, fondos y otros activos que se sospeche que están asociados con el lavado de dinero. El objetivo es eliminar las ganancias financieras obtenidas a través de medios ilegales e interrumpir el ciclo de la actividad delictiva.

Es importante tener en cuenta que las sanciones por lavado de dinero no se limitan solo a las consecuencias legales. El daño a la reputación resultante de estar involucrado en el lavado de dinero puede ser grave. Las instituciones financieras y las personas declaradas culpables de lavado de dinero pueden sufrir daños a la reputación, lo que lleva a la pérdida de negocios, la disminución del valor y la obstaculización de las transacciones financieras futuras (IDcentral). El incumplimiento de las regulaciones contra el lavado de dinero (AML) puede resultar en sanciones adicionales, como multas elevadas, pérdida de licencias y un mayor escrutinio regulatorio que puede afectar las operaciones y el crecimiento de las organizaciones (IDcentral).

Para garantizar el cumplimiento y disuadir el lavado de dinero, las autoridades globales han aumentado sus esfuerzos de aplicación y colaboración. Esta ofensiva global contra el lavado de dinero ha llevado a un mayor escrutinio regulatorio y sanciones más estrictas para las organizaciones que participan en actividades de lavado de dinero (IDcentral). Estos esfuerzos tienen por objeto proteger la integridad del sistema financiero e interrumpir el flujo de fondos ilícitos a través de las fronteras.

Comprender las sanciones por lavado de dinero y las posibles consecuencias sirve como un fuerte elemento disuasorio para las personas y organizaciones involucradas en actividades financieras ilegales. Al combatir activamente el lavado de dinero y aplicar sanciones estrictas, las autoridades se esfuerzan por crear un entorno financiero más transparente y seguro.