Cómo afectó el 11-S a las actividades de la FTL

We empower Anti-Financial Crime and Corporate Risk Management Professionals

  • Home
  • /
  • Blog
  • /
  • Cómo afectó el 11-S a las actividades de la FTL
1 52

La CTF fue uno de los principales objetivos de las fuerzas del orden tras los atentados del 11 de septiembre. El rastreo de las fuentes de financiación reveló los planos de la organización terrorista. El CTF también puso de manifiesto la vulnerabilidad del sistema bancario internacional ante las organizaciones terroristas y el blanqueo de capitales. Este artículo profundiza en el tema «Cómo afectó el 11-S a las actividades de la FTL».

Uno de los primeros pasos que dio Estados Unidos en la guerra contra el terrorismo tras los atentados del 11-S fue el desarrollo de programas de CTF. Cabe señalar que muchos de los métodos adoptados para luchar contra la financiación del terrorismo están estrechamente relacionados con los que se crearon inicialmente para la lucha contra el blanqueo de capitales.

CóMo Afectó El 11-S A Las Actividades De La Ftl 1

La Unión Europea

Al tratar de encontrar el alcance de la financiación del terrorismo, un reto al que nos enfrentamos es la propia definición de terrorismo. La Unión Europea define el terrorismo como actos de terrorismo como delitos que pueden «perjudicar gravemente a un país o a una organización internacional [which are] cometidos con el objetivo de: (i) intimidar gravemente a una población, (ii) obligar indebidamente a un gobierno o a una organización internacional a realizar o a abstenerse de realizar un acto, o (iii) desestabilizar o destruir gravemente las estructuras políticas, constitucionales, económicas o sociales fundamentales de un país o de una organización internacional».

La tercera directiva de la Unión Europea sobre el blanqueo de capitales define la financiación del terrorismo como «la provisión o recaudación de fondos, por cualquier medio, directa o indirectamente, con la intención de que se utilicen o a sabiendas de que se van a utilizar, total o parcialmente, para llevar a cabo cualquiera de los delitos que se han definido como terrorismo».

Los críticos han argumentado que la definición de actos de terrorismo de la Unión Europea es ambigua, especialmente en lo que respecta a su interpretación. Por ejemplo, qué constituiría un acto que «intimida gravemente a una población».

En la sección que sigue, analizaremos las iniciativas que la Unión Europea ha tomado para combatir la financiación del terrorismo. Se dividen en política, regulación y legislación.

Política

La Unión Europea ha adoptado un enfoque de dos niveles en lo que respecta a la lucha contra la financiación del terrorismo. Por un lado, está la aplicación de medidas de congelación de la financiación tras la adopción de las Resoluciones 1276 y 1373 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. La aplicación de estas resoluciones permite atacar y sancionar a personas o grupos sospechosos de prestar ayuda (incluso financiera) a cualquier organización terrorista.

Estas medidas se complementan con la legislación sobre el blanqueo de capitales prevista en los reglamentos y directivas de la Unión Europea sobre el control del dinero que entra o sale de la Unión Europea y sobre la información personal del individuo que posee y transfiere esos fondos.

Medidas de congelación financiera

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó la Resolución 1267/1999 tras los atentados terroristas vinculados a Al Qaeda contra las embajadas estadounidenses situadas en Tanzania y Kenia en 1998. La resolución fue ampliada y modificada por las Resoluciones 1333/2001 y 1390/2000, que establecieron un esquema de congelación de fondos, recursos económicos y otros activos financieros. Otra medida que incluyeron las resoluciones modificadas son las listas de individuos y organizaciones afiliadas al régimen talibán de Al-Qaeda y Afganistán.

Los mediocres resultados de la Resolución 1267/1999 para extraditar a Osama Bin Laden y neutralizar aún más las actividades de Al Qaeda, junto con los atentados del 11 de septiembre, impulsaron al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a aprobar la Resolución 1373/2001. La diferencia fundamental entre ambas resoluciones es que la segunda ofrecía a los Estados miembros de la ONU la posibilidad de establecer una lista autónoma de sospechosos, sujeta únicamente al examen del Comité Antiterrorista del Consejo de Seguridad. La Resolución 1373 amplió la definición de terroristas más allá de los individuos y grupos vinculados a Al Qaeda y los talibanes y abarcó a todos los sospechosos de terrorismo.

Tras la aprobación de esta resolución, la Unión Europea incorporó medidas que proporcionaban la base legal para la elaboración de listas de sospechosos de terrorismo, la congelación de activos relacionados con la actividad terrorista y las organizaciones terroristas, y la autorización para que la policía y la judicatura cooperasen para prevenir actos de terrorismo.

La Unión Europea ha utilizado además su influencia global para incorporar una cláusula antiterrorista en sus actuales y nuevos acuerdos e instrumentos de ayuda al desarrollo con terceros países. La cláusula permite la cooperación con terceros países en la prevención y supresión de actos de terrorismo, ya sea mediante el intercambio de información, conocimientos técnicos o experiencias basadas en el marco de la Resolución 1373/2001.

El nuevo mecanismo establece un cambio significativo en la posición y el papel de la Unión Europea en la lucha contra la financiación del terrorismo. Hasta 2001, la Unión Europea se basaba principalmente en el marco legislativo tradicional, y los Estados miembros debían aplicar la legislación individualmente. También se ha pasado de establecer normas para la lucha legal contra el terrorismo a tomar medidas cercanas a la ejecución.

CóMo Afectó El 11-S A Las Actividades De La Ftl 2

Legislación sobre el blanqueo de capitales

El tercer enfoque que la Unión Europea incorporó para luchar contra la financiación del terrorismo tiene su origen en la legislación contra el blanqueo de capitales. Las medidas se centran principalmente en acciones cautelares en lugar de un enfoque más proactivo de incluir en la lista a los sospechosos de terrorismo y congelar sus activos financieros.

La creación del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) fue el impulso más notable que llevó a la acción legislativa contra el blanqueo de capitales. El Grupo de Acción Financiera Internacional fue creado en 1989 por la Cumbre del G-7 celebrada en París (Francia) con el objetivo de coordinar una respuesta internacional al problema del blanqueo de capitales.

Entre las primeras tareas que estableció el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI ) se encuentran las 40 Recomendaciones que establecen un marco eficaz para la lucha contra el blanqueo de capitales. Desde el 11 de septiembre, el establecimiento de normas a partir de las recomendaciones ha cobrado mayor importancia. En 2004, el GAFI propuso además otras nueve recomendaciones especiales para limitar las posibilidades de que los sindicatos terroristas utilicen el sistema financiero internacional para transferir fondos destinados a apoyar actos de terrorismo.

La primera y la segunda Directivas sobre el blanqueo de capitales se aprobaron en 1991 y 2001, respectivamente. La primera LDM (1991) impuso obligaciones contra el blanqueo de capitales a las instituciones financieras y de crédito, mientras que la segunda LDM (2001) impuso obligaciones contra el blanqueo de capitales a los organismos profesionales no financieros designados (APNF), incluidos los abogados, los contables, los notarios, los casinos, los agentes inmobiliarios y los comerciantes de bienes de gran valor.

La segunda LDM (2001) sometió a estos organismos profesionales a diversas obligaciones, entre las que se incluyen el mantenimiento de registros, la identificación de clientes y la notificación de transacciones sospechosas. La directiva también ordenaba a los Estados miembros la creación de Unidades de Inteligencia Financiera o UIF, que se encargarían de recibir, analizar y transmitir informes sobre transacciones sospechosas a las autoridades policiales competentes.

Mientras que las primeras iniciativas contra el blanqueo de capitales se centraban principalmente en los beneficios generados por el narcotráfico, el tercer DLM amplía su alcance y se dirige a cualquier fondo generado por una actividad delictiva.

Adoptada en 2005, la tercera LDM fue la primera legislación que trató de abordar el CTF. Además de las nueve recomendaciones especiales contra la financiación del terrorismo, la legislación también incorporó la mayoría de las 40 recomendaciones revisadas del GAFI y las nueve recomendaciones especiales contra la financiación del terrorismo. La directiva también abarcó el régimen de supervisión que comprende el sector financiero y los organismos profesionales no financieros designados. Además, la directiva amplió el ámbito de los delitos para incluir el fraude fiscal y alentó a las unidades de inteligencia financiera a colaborar más eficazmente.

Reflexiones finales

Tras el atentado del 11 de septiembre, las fuerzas del orden pusieron sus esfuerzos y su atención en la lucha contra el terrorismo. Al seguir el rastro y las fuentes de financiación se descubrieron los planos de la organización terrorista. El CTF también contribuyó a revelar las vulnerabilidades del sistema bancario internacional ante las organizaciones terroristas y el blanqueo de capitales. Este artículo profundiza en el tema «Cómo afectó el 11-S a las actividades de la FTL».

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}