DDC/KYC y prevención de delitos financieros (AML/CTF)

We empower Anti-Financial Crime and Corporate Risk Management Professionals

  • Home
  • /
  • Blog
  • /
  • DDC/KYC y prevención de delitos financieros (AML/CTF)
1 2

El delito financiero también incluye la conversión de la propiedad de activos o bienes por parte de la persona para su beneficio o ventaja personal. La delincuencia financiera es el acto de utilizar el sistema financiero del país para realizar actos delictivos con fondos o dinero. La delincuencia financiera provoca pérdidas de reputación y financieras para la organización. Para evitarlo, el gobierno implementó la DDC/KYC y la prevención de delitos financieros (AML/CTF).

¿Cuáles son las funciones de DDC/KYC y de prevención de la delincuencia financiera?

La aparición de delitos financieros da lugar a investigaciones por parte de los reguladores y otras organizaciones relacionadas. Los delitos financieros pueden ser realizados por las personas que forman el grupo, incluidos los empleados de la organización.

Aunque parece haber un amplio acuerdo sobre el significado de conceptos como blanqueo de capitales, corrupción y evasión fiscal, los términos abuso financiero y delito financiero son mucho menos precisos y a veces se utilizan indistintamente.

¿Qué es la delincuencia financiera?

La delincuencia financiera tiene la definición más amplia, ya que implica actividades ilícitas que pueden perturbar el sistema financiero del país y operaciones que abusan de los marcos normativos fiscales y de ALD/CFT. Los delitos financieros que se producen en las instituciones financieras se denominan a veces delitos del sector financiero. La delincuencia financiera puede referirse a cualquier delito no violento que produzca una pérdida de reputación y financiera, incluido el fraude financiero.

La delincuencia financiera incluye una serie de actividades ilegales como el blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo y el fraude fiscal. El blanqueo de capitales se refiere a las actividades que implican el procesamiento de las ganancias del crimen para disfrazar su asociación con los delincuentes y sus actividades. El término delito financiero también incluye el «fraude», que suele incluir actividades como el robo, la corrupción, la malversación, el blanqueo de dinero, el soborno, el uso de información privilegiada y la extorsión.

Ddc/Kyc Y PrevencióN De Delitos Financieros (Aml/Ctf)

Medidas adecuadas contra los fraudes

Todas las actividades fraudulentas son ilegales, y la persona o personas involucradas en estas actividades son catalogadas como delincuentes. En otras palabras, utilizar el engaño para obtener deshonestamente un beneficio personal para uno mismo y/o crear una pérdida para otro es un fraude.

Los expertos afirman que «el fraude no es una posibilidad; es una realidad», ya que las empresas y los negocios se enfrentan siempre a varios incidentes sospechosos de forma más o menos permanente.

El fraude suele ser un acto intencionado o una serie de actos perpetrados por seres humanos que utilizan el engaño y la astucia mediante dos tipos de tergiversaciones: la sugerencia de falsedad o la supresión de la verdad. En una organización, un delito financiero como el fraude es cometido por aquellos empleados que ocupan puestos de autoridad o que tienen la posibilidad de anular el sistema de control interno. Cometer un fraude puede ser intencionado o no.

Por lo general, los casos de fraude son intencionados porque cometer un fraude requiere una planificación y un conocimiento de los procesos de la organización.

Las organizaciones deben adoptar las medidas adecuadas, incluido el diseño y la aplicación de controles de prevención de delitos financieros, para prevenir el riesgo de que se produzcan delitos financieros por parte de los clientes o de terceros. La alta dirección debe asumir una clara responsabilidad en la gestión de los riesgos de la delincuencia financiera como parte de las actividades generales de gestión de riesgos. Debe haber pruebas de que la alta dirección está activamente comprometida con el enfoque de la empresa para abordar los riesgos de la delincuencia financiera.

El programa de cumplimiento de la organización incluye las políticas y procesos para hacer frente a los riesgos e incidentes de la delincuencia financiera. El programa de cumplimiento incluye las políticas AML y KYC, que se desarrollan para incluir las actividades de gestión de riesgos, y los procesos para hacer frente a los delitos financieros.

La alta dirección debe obtener información suficiente para identificar y comprender los riesgos de delitos financieros a los que está expuesta la organización. Permite a la alta dirección definir y aplicar las medidas adecuadas en materia de PBC/CC y respetar el apetito de riesgo de la organización.

Gestión de los delitos financieros

A continuación se presentan algunas áreas relacionadas con la gestión de la delincuencia financiera, que deben ser gestionadas a través de un programa de cumplimiento adecuado y sólido, incluyendo los procesos y medidas de DDC y CSC:

  • una visión general de los nuevos tipos de riesgos de delincuencia financiera a los que está expuesta la organización;
  • la evolución jurídica y reglamentaria relacionada con la delincuencia financiera y el impacto que puede tener en el enfoque de la empresa para gestionar los riesgos de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo;
  • la revisión periódica de la eficacia de los controles de la delincuencia financiera de la organización;
  • un resumen de las actividades de los empleados de la organización, como los gastos de personal, los regalos, la hospitalidad y las donaciones benéficas;
  • otra información relevante sobre las relaciones comerciales individuales, por ejemplo, el número y la naturaleza de las nuevas relaciones comerciales, en particular las que son de alto riesgo.

CDD/KYC Medidas iniciales

Las medidas de DDC y CSC protegen a una organización de ser utilizada para actividades de delincuencia financiera, que pueden ser realizadas por los actuales clientes o empleados de la organización. La DDC y la CSC permiten a la organización evitar los riesgos de incorporar a esos clientes que son delincuentes, como blanqueadores de dinero, o que están relacionados con algunos delincuentes de cualquier otra manera. La incorporación de los delincuentes hace que la entidad se enfrente al riesgo de delitos financieros que conllevan pérdidas de reputación y financieras. Los procesos de DDC y CSC, incluida la identificación de los riesgos de delitos financieros, son procesos obligatorios que se siguen en el momento en que los clientes se ponen en contacto con la organización, ya sea físicamente o a través de portales en línea.

Reflexiones finales

El objetivo de la prevención de los delitos financieros (AML/CTF) es prevenir el riesgo de actividades ilícitas que puedan perturbar el sistema financiero de la organización o del país en general. La delincuencia financiera puede referirse a cualquier delito no violento que produzca una pérdida de reputación y financiera, incluido el fraude financiero.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}