fbpx

El vínculo de la contabilidad forense con la valoración de empresas y la valoración de daños

Posted in Investigación forense on mayo 16, 2024
1 47

El vínculo de la contabilidad forense con la valoración de empresas y la valoración de daños. Los contables forenses suelen revisar las reclamaciones de seguros por interrupción de la actividad empresarial o pérdida de beneficios. Como los propietarios de las empresas privadas tienen el control de los libros y registros, pueden inflar las reclamaciones de pérdidas. El seguro de interrupción de la actividad empresarial tiene por objeto restablecer a los reclamantes, no recompensarlos con un reembolso excesivo. Por lo general, las pólizas de seguro tienen en cuenta la siguiente metodología para cuantificar un siniestro. El objetivo del contable forense es preparar el cálculo y, al mismo tiempo, buscar posibles fraudes.

El Vínculo De La Contabilidad Forense

El vínculo de la contabilidad forense con la valoración de empresas y la valoración de daños

El daño comercial es una pérdida de beneficios o de valor de los activos de la empresa como resultado de las acciones de otra parte. El daño económico que se debe calcular en una demanda comercial vendrá dado por el lucro cesante o la pérdida de valor de los activos. El primero se asocia con frecuencia con casos de interrupción de negocios y el segundo con casos de valoración de empresas y fraude de acciones. En este tipo de reclamaciones por pérdidas comerciales, los contables forenses pueden ayudar a evaluar los daños, reconstruir los registros, cuantificar los daños, resolver las disputas y proporcionar un testimonio experto.

El contable forense está estrechamente relacionado con las actividades de valoración. El principal trabajo de muchos contables forenses en los encargos de valoración es reconstruir los ingresos e identificar la propiedad de diversos activos.

En algunos casos, los contables forenses utilizan información existente, como datos de empresas públicas o referencias del sector. Aun así, a menudo necesitan acceder a la información necesaria.

Contables forenses

Los contables forenses pueden aparecer en los equipos de diligencia debida. Involucrar a un contable forense es una buena cosa a considerar en la mayoría de las situaciones. Los bancos de inversión y otros prestamistas también recurren a contables forenses para salvaguardar sus intereses. Además de examinar los números, los contables forenses interrogan a los seres humanos en el proceso y realizan inspecciones in situ de las instalaciones que se venden para verificar el precio de la operación. Cualquier profesional de la valoración puede encontrar activos falsos o inadecuados que figuren como parte importante de una operación; sin embargo, los contables forenses los buscan específicamente.

Algunos de los peores delitos financieros ocurren delante de las narices del jefe. Los empleados falsos que reciben cheques reales son habituales tanto en las empresas como en los gobiernos. Los empleados deshonestos pueden crear este tipo de estafas muy fácilmente, basándose en los recursos cercanos a ellos. Los contables forenses están capacitados para detectar irregularidades en las cuentas que puedan revelar tales travesuras.

Los contables forenses pueden desempeñar un papel importante en el derecho de familia. Se producen muchas fricciones por la falta de intercambio de información y la sospecha de que las cifras compartidas están muy por debajo.

El Vínculo De La Contabilidad Forense

Profesional de la valoración Contable Forense

La mayoría de las veces, un contable forense profesional de valoración trabaja de forma independiente. Aun así, el trabajo no sustituye a los procedimientos y pruebas formales realizados por un contable forense formado y certificado. Los profesionales de la valoración se acercan al proceso forense cuando empiezan a normalizar las finanzas de la empresa. Si un profesional de la valoración ve algo que no parece del todo correcto, simplemente lo anota en el informe de valoración.

El contable forense realiza una investigación para descubrir la verdad que hay detrás de los números. A continuación, el profesional de la valoración utiliza los resultados del ejercicio forense para reajustar las cifras. Los dos profesionales combinarían sus esfuerzos para establecer y reinsertar los verdaderos costes de inventario normales.

La relación entre un profesional de la valoración y un contable forense debe ser estrecha. Un profesional de la valoración es alguien como un técnico de emergencias médicas, mientras que un contable forense es como un patólogo. Ambas partes tienen que estar hablando. 

Los contables forenses sólo tienen una lealtad: la de su certificado, es decir, el conjunto de normas profesionales que deben cumplir. Tienen que cumplir esas normas por encima de las preferencias de nuestro cliente porque testifican sobre esas conclusiones bajo juramento.

La encrucijada de la valoración de empresas y la contabilidad forense

Sin embargo, la valoración de la empresa no es un mero ejercicio de«vuelta de hoja» porque los datos financieros de los libros y registros pueden no contar toda la historia. Por ello, a menudo es necesario un análisis más profundo para encontrar las explicaciones que hay detrás de las cifras.

La contabilidad forense se ha definido comúnmente como la aplicación de habilidades de investigación y análisis con el fin de resolver cuestiones financieras de una manera que cumpla con las normas requeridas por los tribunales de justicia.

Aunque las definiciones de la contabilidad forense se refieren comúnmente a la actividad relacionada con el fraude, la contabilidad forense se aplica a menudo en una serie de casos de valoración de empresas, algunos de los cuales son objeto de litigio y otros no. Y es que lo que cuenta no es sólo el cálculo de los números, sino los detalles que hay detrás de ellos. Por lo tanto, la contabilidad forense permite el proceso de identificar, explicar, contradecir y verificar los datos financieros presentados al valorar una empresa.

Reflexiones finales

El proceso de determinar el valor económico de una empresa se conoce como valoración de empresas. En general, se aceptan tres enfoques de valoración: de activos, de ingresos y de mercado.

El enfoque basado en los activos determina el valor de una empresa como el valor justo de mercado de sus activos menos el valor justo de mercado de sus pasivos, básicamente considerando lo que costaría recrear el negocio. Este enfoque suele servir de base de valoración para muchas empresas, ya que el valor actual de los flujos de caja futuros generados por los activos supera el valor de liquidación de los mismos.