¿Qué significa «Churning»? La práctica ilegal y poco ética de un corredor de bolsa

Posted in Cumplimiento de los mercados on enero 16, 2024
Copy Of Financial Crime Academy Blog Post

¿Qué significa «churning»? El churning es la negociación excesiva de los activos de la cuenta de corretaje de un cliente para generar comisiones. El churning es una actividad ilegal y poco ética que está sujeta a severas multas y sanciones por parte del regulador correspondiente. Cuando los corredores se dedican a la compra y venta excesiva de acciones o valores en las cuentas de los clientes sin tener en cuenta las metas y objetivos de los mismos, para generar comisiones que beneficien a los corredores, tales prácticas serán churning.

¿Qué Significa &Quot;Churning&Quot;?

¿Qué significa «Churning»?

El churning crea un conflicto de intereses entre el corredor y el cliente o inversor. El churning es una actividad ilegal porque rompe el deber fiduciario de un corredor, en el que se le exige que mantenga la confianza y la credibilidad con el cliente.

La experiencia financiera es necesaria para demostrar que la agitación en el mercado de valores es la verdadera causa de las pérdidas financieras sufridas por los inversores. Deben existir banderas rojas que sugieran la existencia de un churning, y se requiere trabajar con expertos financieros que puedan probar el churning, a través del examen de todas las transacciones de inversión.

Corredores de bolsa

Los corredores, incluidos los agentes de valores, deben conocer las restricciones que impiden la divulgación o el uso de la información personal del cliente o de los clientes, en su beneficio. La dirección debe aplicar los controles, identificar cualquier práctica de este tipo y tomar las medidas adecuadas según los requisitos normativos y las políticas internas. Los corredores están obligados a revelar a los posibles inversores información importante sobre las inversiones.

La tergiversación de información material en discusiones y materiales está prohibida y se considera fraude. Los corredores y las empresas de inversión no deben garantizar ningún valor o transacción. Está estrictamente prohibido hacer afirmaciones excesivas sobre los valores, y las acciones, sin ninguna justificación razonable. Existen restricciones a la hora de llamar a los inversores, para proporcionarles consejos de inversión o ventas al azar, para obtener una ventaja personal, por lo que está prohibido realizar llamadas en frío a los clientes.

La mayoría de los clientes necesitan la ayuda de consultores financieros experimentados para determinar si se ha producido una actividad de churning. Los inversores que hayan sufrido pérdidas financieras que no puedan explicarse por las caídas del mercado deben consultar a expertos financieros.

Factores para que la reclamación tenga éxito

Para que la demanda tenga éxito, el demandante debe probar los tres factores siguientes:

  1. Negociación excesiva de la cuenta a la luz de los objetivos del inversor.
  2. El corredor ejercía el control de las operaciones en la cuenta.
  3. Hubo intención de defraudar por parte del corredor o desprecio intencionado e imprudente de los intereses del inversor.

Entender el Churning

El churning puede provocar pérdidas importantes en la cuenta de un cliente. Incluso si las operaciones son rentables, la responsabilidad fiscal del cliente puede ser mayor de lo necesario. El overtrading se produce cuando un agente de bolsa compra y vende acciones en nombre de un inversor con el fin de aumentar las comisiones ganadas en las transacciones.

El corredor de una empresa financiera puede ser recompensado por la colocación de valores recién emitidos y suscritos por la rama de banca de inversión de la empresa en algunos casos. Los corredores, por ejemplo, pueden optar a una bonificación del 10% si compran un determinado número de acciones en nombre de sus clientes. Estos incentivos pueden no ofrecerse en el mejor interés de los inversores.

El churning es difícil de detectar. Cuando la frecuencia de las operaciones se vuelve contraproducente para los objetivos de inversión del cliente, elevando los costes de las comisiones sin resultados observables a lo largo del tiempo, un inversor puede concluir que un corredor ha estado negociando en exceso.

Reflexiones finales

El churning es la práctica de negociar excesivamente activos en la cuenta de corretaje de un cliente para generar comisiones. El churning es ilegal y poco ético, y se castiga con fuertes multas y sanciones. Los corredores pueden cobrar una comisión por las operaciones o un porcentaje fijo por las cuentas gestionadas. Las cuentas con tarifa plana pueden ser objeto de «reverse churning», lo que implica una escasa o nula negociación a cambio de una parte de los activos cada año. Al participar activamente en la toma de decisiones de la cartera, los inversores pueden evitar el churning y el reverse churning.