Tipos de fraude de valores y definiciones

Posted in Investigación forense on enero 16, 2024
1 5

Tipos de fraude de valores y definiciones. El fraude de valores, también conocido como fraude bursátil o de inversión, es un grave delito de guante blanco que adopta muchas formas, pero que consiste principalmente en falsear la información que los inversores utilizan para tomar decisiones. Un corredor de bolsa, por ejemplo, podría ser el autor del fraude. También puede ser una empresa, como una correduría, una corporación o un banco de inversión. Los individuos pueden cometer este tipo de fraude por su cuenta a través de esquemas como el uso de información privilegiada.

Tipos De Fraude De Valores Y Definiciones

Tipos de fraude de valores y definiciones

El fraude de valores es una práctica engañosa en el mercado de valores o de materias primas que obliga a los inversores a tomar una decisión de venta o de compra basada en información falsa, lo que suele dar lugar a pérdidas, violando la legislación sobre valores.

El fraude de valores también puede incluir el robo a los inversores, la manipulación de las acciones, las declaraciones falsas en los informes financieros de una empresa pública y las mentiras a los auditores corporativos. El término incluye una serie de otras acciones, como el uso de información privilegiada, el front running y otros actos ilegales en el parqué de una bolsa de valores o de materias primas.

Entender el fraude de valores

La Oficina Federal de Investigación (FBI) define el fraude de valores como una actividad delictiva que incluye el fraude de inversiones de alto rendimiento, los esquemas Ponzi, los esquemas piramidales, los esquemas de comisiones anticipadas, el fraude de divisas, la malversación de fondos por parte de los corredores, el fraude relacionado con los fondos de cobertura y las operaciones de última hora.1 En muchos casos, el defraudador intenta engañar a los inversores mediante declaraciones falsas y manipular los mercados financieros de alguna manera.

Dar información falsa, ocultar información clave, dar un mal consejo y ofrecer o actuar con información privilegiada son ejemplos de este delito.

Tipos de fraude de valores

El fraude de valores puede adoptar muchas formas diferentes. De hecho, existen numerosos métodos para engañar a los inversores con información falsa. Por ejemplo, el fraude de las inversiones de alto rendimiento puede prometer altas tasas de rendimiento mientras afirma que hay poco o ningún riesgo. Es posible invertir en materias primas, valores, bienes inmuebles y otros tipos de inversiones. Los esquemas de comisiones por adelantado pueden adoptar un enfoque más sutil, en el que el estafador convence a sus víctimas para que les adelanten pequeñas sumas de dinero a cambio de mayores rendimientos.

Empresas ficticias

Los defraudadores crean sociedades ficticias para crear la ilusión de ser una empresa con un nombre similar. A continuación, los estafadores venden estos valores en la sociedad ficticia engañando al inversor para que piense que está comprando acciones de la sociedad original.

Fraude en Internet

Los delincuentes se dedican a las maniobras de bombeo y descarga, en las que se hace circular información falsa en chats, foros, tablones de Internet y a través del correo electrónico para producir una gran subida de precios en acciones poco negociadas o en acciones de empresas ficticias. A veces, los estafadores hacen circular información errónea sobre una empresa para convencer a los inversores de que vendan sus acciones y se desplomen en la bolsa.

Cuando el precio sube a un nivel determinado, los delincuentes venden sus participaciones en esas acciones, obteniendo considerables beneficios antes de que el precio de las acciones alcance su nivel. Los compradores de estas acciones que no son conscientes de este fraude se convierten en víctimas una vez que los precios bajan.

Información privilegiada

Existen dos tipos de información privilegiada. Uno de ellos es el comercio de acciones de una empresa por parte de personas con información privilegiada, como funcionarios, empleados clave, directores, etc. Esto es legal, pero hay algunos requisitos de información.

La segunda es la compra o venta de un valor con información material no pública. Este tipo es ilegal en la mayoría de los casos. En el caso de las operaciones ilegales con información privilegiada, ésta se basa en información material no pública adquirida durante el ejercicio de sus funciones.

Fraude de microcapas

En el fraude de la microcapital, se promocionan falsamente las acciones de empresas más pequeñas y luego se venden al público. Se calcula que este tipo de fraude cuesta a los inversores entre 1.000 y 3.000 millones de dólares al año. El fraude de las microcapas consiste en esquemas de bombeo y vertido y estafas en Internet. Muchas microcapitalizaciones cotizan a menos de 5 dólares por acción.

Las empresas de acciones de centavo tienen poca liquidez en su mayoría. Los inversores pueden tener dificultades para vender sus posiciones una vez que la presión compradora haya desaparecido y los manipuladores hayan huido.

Salas de calderas

Las salas de calderas son corredores de bolsa que ejercen una gran presión sobre los clientes para que operen utilizando televentas en la persecución de estrategias de fraude de microcapitales. Algunas salas de calderas ofrecen a los clientes transacciones de forma engañosa, como las que tienen una relación confidencial provechosa con la correduría. Algunas salas de calderas no tienen licencia, sino que son agentes vinculados a una agencia de valores que puede estar autorizada o no. Los valores vendidos en las salas de calderas comprenden productos básicos y colocaciones privadas.

La omnipresencia del fraude a la seguridad

El fraude de valores se complica a medida que el sector se convierte en un vehículo de inversión más complejo. Además, los delincuentes de cuello blanco están elevando el alcance de sus fraudes y encontrando nuevos mercados, nuevos inversores y refugios del secreto bancario para ocultar la promoción injusta.

La recuperación de los activos procedentes del fraude de valores es una empresa que requiere muchos recursos y es costosa debido a la astucia de los defraudadores para ocultar los activos y blanquear el dinero, y también a la astucia de muchos delincuentes para ser buenos gastadores. La víctima de un fraude de valores tiene la suerte de recuperar el dinero del defraudador.

Características de las víctimas y los agresores

Aunque cualquier persona puede ser víctima de un fraude, las personas de más de cincuenta años son más propensas a ser víctimas tanto en compras directas como indirectas. Tanto los inversores como los acreedores, las autoridades fiscales y los empleados, todos pueden perder.

Los posibles autores del fraude de valores dentro de una empresa que cotiza en bolsa utilizando cualquier funcionario deshonesto de la empresa que tenga acceso a los informes financieros que pueden ser modificados para exagerar los activos.

Reflexiones finales

El fraude de valores, también conocido como fraude bursátil o fraude de inversión, es una práctica engañosa en los mercados de valores o de materias primas que lleva a los inversores a tomar decisiones de compra o venta basadas en información falsa, lo que a menudo da lugar a pérdidas y a la violación de las leyes de valores. El fraude de valores es un tipo de actividad poco ética o ilegal que implica la utilización de los mercados de valores o de activos para obtener beneficios a costa de otros. Se trata de un delito grave que suele afectar al mundo financiero.

Los esquemas Ponzi, los esquemas piramidales y las operaciones de última hora son ejemplos de fraude de valores. La información falsa, los esquemas de bombeo y descarga y el comercio con información privilegiada son ejemplos de fraude de valores.